LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

El aborto



“Mis hermanos y hermanas, por favor comprendan que el holocausto más grande de todos los tiempos está teniendo lugar hoy en el mundo. Es el aborto. Además, deben saber que el padre de todas las mentiras, Satanás, es el instigador y partidario de este holocausto silencioso. Solamente a través de la oración y el sacrificio es como se ganará la batalla.”
(Jesús, 2 de septiembre del 2000)



“Mi Pasión continúa hoy en la forma de cada crimen que es cometido, de cada aborto que es llevado a cabo.”
(Jesús, 11 de septiembre del 2000)

“Mis hermanos y hermanas, el aborto es un síntoma de la presencia de Satanás en los corazones del mundo. Si él está presente en los corazones, entonces también está presente en el mundo a su alrededor. Por lo tanto, he venido para pedirles que hagan de sus corazones vasos de Amor Santo y Divino, debilitando así el reino de Satanás en el mundo.”
(Jesús, 6 de octubre del 2000)

"Mis hermanos y hermanas, una vocación es dada al momento de la concepción. Miles y miles de vocaciones se han perdido por el pecado de aborto.”
(San Juan María Vianney, 13 de octubre del 2000)

“Gracias por los años de oración que han ofrecido contra el pecado del aborto. Continúen orando para que este pecado sea completamente vencido en el mundo."
(Jesús, 22 de enero del 2001)

"Hoy en día, ustedes tienen muchas paradojas en el mundo.  La ciencia intenta crear nueva vida por medio de la tecnología y, al mismo tiempo, la destruye por el aborto.  Se busca la cura para enfermedades mientras se desarrolla la lucha bacteriológica.  Así es como Satanás engaña y conduce a millones de almas lejos de la verdad y hacia el sendero de la perdición.”
(Jesús, 5 de marzo del 2001) 

"No debería dejarse a un lado el amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ustedes mismos con el fin de favorecer posiciones políticas más populares.  Aquí me refiero al aborto en todas sus formas.  Vence este mal, Estados Unidos de América, y tendrás a Dios de tu lado.  Entonces no necesitarán a ningún otro aliado político."

"Mientras el Cielo espera acción en vez de palabras, se están perdiendo vidas inocentes.  El abismo entre el Cielo y la tierra se ensancha con cada aborto.  Mis hermanos y hermanas, ustedes buscan la paz en el mundo y, sin embargo, le hacen la guerra al no nacido.  Buscan descubrir los secretos de la vida, pero destruyen la misma vida que Yo creo en el vientre materno.  ¿Acaso no ven el sendero que están siguiendo?  ¿Están tan engañados que ven lo incorrecto como correcto?  ¿Han olvidado los mandamientos del amor?"
(Jesús, 5 de mayo del 2001)

“Mis hermanos y hermanas, cuando ustedes están callados ante el pecado, están cooperando con los planes de Satanás. Esto es especialmente cierto en la gran atrocidad del aborto. Pero cuando ustedes oran contra el aborto, están levantando la voz en favor del Amor Divino. Gracias por sus oraciones."
(Jesús, 8 de julio del 2001)                                                                                                    

"Yo les digo que la cura y el remedio que busca la humanidad para sus males, frecuentemente muere en la infancia a través del pecado del aborto.  De hecho, la guerra que se libra en el vientre materno genera la consecuencia de la guerra y la enfermedad en el mundo."
(Jesús, 5 de agosto del 2001)

“Esta noche he venido, mis hermanos y hermanas, con la petición del Cielo para que oren y apoyen la posición de la Iglesia (Católica) sobre el aborto, el control de la natalidad y la investigación celular del embrión, NO apoyen la OPINIÓN POPULAR. La opinión popular está afectada completamente por las concesiones y el engaño de Satanás. Oren contra los engaños de Satanás."
(San Juan María Vianney, 10 de agosto del 2001)

"Surge una cruda analogía de esta tragedia nacional.  En minutos, les fue arrebatado el falso sentido de seguridad que esta nación disfrutaba.  Las vidas fueron destruidas.  La muerte violenta fue provocada sobre los inocentes.  Así también, la seguridad de los bebés inocentes es destruida en minutos en el vientre materno.  La vida es destruida por los planes malvados de otro.  Se le llama "aborto", pero no varía mucho de este desastre nacional por el que su nación ahora se lamenta.  Sin embargo, ¿quién se lamenta Conmigo al pie de la Cruz por la pérdida sin sentido de estas vidas inocentes?  Como nación, Yo los invito -les ruego- a que lo hagan.  No se lamenten por una tragedia nacional e ignoren la otra."

"Así como los aviones se convirtieron en instrumentos de muerte introduciéndose en esos edificios con una fuerza destructora, así también los instrumentos de los abortistas invaden la privacidad del vientre materno: muerte dirigida.  En cada caso, los terroristas y los participantes del aborto se sienten justificados a través de pensamientos retorcidos."
(La Madre Bendita, 15 de septiembre del 2001)


“He venido para pedirles que dejen de matar la vida que amorosamente pongo en el vientre materno.  Cada vida que es exterminada cambia al mundo para siempre."

"Mis hermanos y hermanas, el día de hoy vengo a ustedes revestido de verdad y franqueza.  No les escondo nada.  No tengo motivos ocultos más allá de la seguridad, salvación y bienestar de cada alma desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.  El día de hoy le ruego a su país que preste atención a Mi llamado para poner fin al aborto legalizado.  No esperen hasta que Mi solución sea su última alternativa."

"En verdad Yo les digo que la postura de su nación sobre el aborto legalizado es el factor determinante de su seguridad nacional.  Por años, el Cielo se ha mantenido al margen y ha observado mientras violaban la seguridad del bebé en el vientre materno y arrebataban la vida.  Solemnemente Yo les digo:  reconozcan el aborto como un rostro del mal y como un enemigo de la seguridad mundial.  No tendrán paz genuina hasta que se anule el aborto.  No vean Mis palabras a ustedes hoy como una amenaza, sino como una gracia.”
(Jesús, 5 de octubre del 2001)                                                                                               

"Mis hermanos y hermanas, cada oración que rezan contra el aborto derrota a Satanás en la vida de alguien y de alguna forma.   Opónganse a este crimen atroz: la matanza de los no nacidos.  Cada oración que rezan repara Mi Corazón que está angustiado por este pecado."
(Jesús, 6 de octubre del 2001)


"Satanás está usando el aborto para traer destrucción sobre tu nación. Debes continuar orando contra este mal. Revelo esta verdad al mundo, pues la oración es su esperanza y la salida a las trampas de Satanás."
(Jesús, 17 de octubre del 2001)

“Mis hermanos y hermanas, no se desalienten en sus esfuerzos en contra el aborto. Satanás ha tratado de comprometer las conciencias para que ellos no vean los efectos de este pecado sobre su nación y el mundo. Pero sus oraciones fortalecen la iluminación de las conciencias y lograrán Mi Victoria."
(Jesús, 9 de diciembre del 2001)

“Ustedes están ocupados venciendo al enemigo en tierra lejana, pero no lo reconocen en su propia nación bajo la forma de aborto legalizado.”
“Mi Hijo ha sido muy paciente mientras observa cómo se destruye la vida que Él forma en el vientre materno. Pero, hijos Míos, Su paciencia se está agotando y las advertencias del Cielo se están terminando."
"Cuando el aborto se legalizó, el futuro de su país fue cambiado para siempre. Se han aniquilado líderes mundiales, así como también, grandes científicos. Jesús me envía a ustedes una vez más pidiendo por el fin del enemigo interno. Pongan fin al aborto. Entonces su país prosperará una vez más."
"Queridos hijitos, esta noche he venido para ofrecerles la compasión de un Corazón de Madre. Su país ha comenzado una renovación espiritual bajo este presidente. Mi esperanza es que su país no escatimará en llamar a que pare el aborto legalizado. Mi esperanza está en sus oraciones. Teman más al pecado que a los grupos subversivos."
"Deben entender que no necesitan un Nuevo Orden mundial; el mundo necesita un nuevo corazón. No necesitan un gobierno mundial único; el mundo necesita un corazón universal de Amor Santo. La vida tiene un comienzo y un fin de acuerdo a la Divina Voluntad de Dios. Dios solamente debe decidir cuándo y cómo comienza y termina cada vida. Cada vez que el hombre interfiere en este proceso, el corazón del mundo se aleja del Plan de Dios. Es entonces que la discordia llega a los corazones y ustedes experimentan la guerra y la violencia."
"Queridos hijos Míos, gracias por orar Conmigo esta noche contra el pecado del aborto. He venido para asegurarles que el Cielo está escuchando sus oraciones.”
(La Madre Bendita, 12 de diciembre del 2001)

"El día de hoy vengo para pedir sus continuas oraciones a fin de que el mal que se encuentra oculto en los corazones no intervenga en el mundo, pues hay mucho que está oculto en la oscuridad, males que destruyen la vida bajo la forma de aborto, guerras y otros planes malignos."
(Jesús, 10 de marzo del 2002)                                                                                             

“Esta noche, Mis hermanos y hermanas, sus oraciones han aliviado el Corazón afligido de su Salvador y de su Madre Celestial. Muchos corazones de las madres que estaban considerando el aborto han sido cambiados por sus oraciones con este rosario de esta noche. Muchos niños no nacidos seguramente han sido salvados de esta terrible muerte."
(Jesús, 4 de mayo del 2002)

"Mis hermanos y hermanas, Mi Sagrado Corazón se lamenta por la pérdida de vidas que produce el pecado. Más me lamento por los que dicen que me aman pero con sus actitudes toleran el aborto, el control de la natalidad, la eutanasia y el suicidio. ¿No ven ellos las elecciones que están haciendo por su pasividad?"
(Jesús, 7 de junio del 2002)

"Estrechamente unido a este lamento está la toma de vidas inocentes a través del control artificial de la natalidad y el aborto.  La anticoncepción artificial, la mayoría de las veces, es sólo otra forma de aborto.  Las vidas inocentes que Yo doy son destruidas antes de que ellas puedan florecer en el vientre materno.  Las parejas prefieren el placer, pero no la nueva vida."
“Por lo tanto, los llamo al espíritu del Amor Santo, que es la santidad y la salvación misma.  Únicamente esto es la solución para la insensibilización del hombre hacia Dios y Sus mandamientos.  El Amor Santo ordena que se ponga fin al terror en el vientre materno y en el mundo.”
(Jesús, 5 de julio del 2002) 

“Mis hermanos y hermanas, gracias por perseverar en el inclemente clima del sábado por la noche. La pesada lluvia representó el torrente de lágrimas que Mi Madre derrama por los no nacidos que se pierden por el aborto.”
(Jesús, 16 de septiembre del 2002)                                                                                      

“El aborto, incluso el control de la natalidad, no existiría en tu nación ni en el mundo si los corazones fueran perfeccionados en el amor.”
(Jesús, 27 de enero del 2003)


"Mis hermanos y hermanas, siempre que oren contra el pecado del aborto, oren para que el amor propio sea vencido en cada corazón, pues es el amor propio lo que conduce a las almas a matar la vida dentro del vientre materno. Oren para que todos los corazones sean consumidos con la virtud del Amor Santo, pues ésta es la única victoria."
(Jesús, 9 de marzo del 2003)

“Mis hermanos y hermanas, apoyen la vida y protéjanla desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, y estarán haciendo la Santa y Divina Voluntad de Dios. Ustedes pueden apoyar y proteger la vida orando contra los males que la amenazan: el aborto y la eutanasia; y ofreciendo sacrificios a fin de que estos males sean derrocados en los corazones. Protesten contra todo lo que se opone a la vida natural.”
(Jesús, 10 de agosto del 2003)

“Mis hermanos y hermanas, este día por favor oren para que toda la gente, muy especialmente las madres embarazadas, reemplacen en sus corazones el amor propio por el Amor Santo. De esta manera ellas tendrán amor por sus hijos no nacidos y no podrán participar en el pecado del aborto. Si todas las madres embarazadas pudieran amar a sus hijos no nacidos, el aborto no existiría.”
(Jesús, 14 de diciembre del 2003)

"Una vez más, su país ha sido salvado de una prueba segura y prolongada por mérito de Mi Divina Misericordia, todo debido a la postura de su Presidente en contra del aborto por parto parcial.
(Jesús, 5 de febrero del 2004)                                                                                              

"Aquellos que dirigen, deben hacerlo con claridad. La ambigüedad es una trampa de Satanás. Hablo no solo de quienes dirigen en los gobiernos del mundo, sino también en la Iglesia. No debe haber ninguna concesión en lo concerniente a apoyar el aborto. ¡Los que apoyan el aborto; en pensamiento, palabra o acción; pecan! Si das tu apoyo con tu voto a alguien que permite el aborto, el pecado te cubre con su sombra. Muchos vienen al altar de Mi Corazón Eucarístico siendo culpables de este pecado. Muchos, cuyas manos están manchadas por ser culpables de este pecado, ofrecen el sacrificio de la Misa.”
"El aborto es un asunto que marca el curso de la historia humana.”
(Jesús, 13 de julio del 2004)

“Las mentes de grandes científicos, de dirigentes del mundo y de la iglesia han sido aniquiladas a través del pecado del aborto, dejando una estela de enfermedades incurables, guerras y escándalos mal manejados.”
(Jesús, 23 de septiembre del 2004)

“Mis hermanos y hermanas, he venido a decirles que el aborto es otro nombre para el asesinato. Ustedes no pueden destruir la vida que su Creador coloca en el vientre. Es la Voluntad de Dios que estos niños vivan para darle honor y gloria a Él y ganar su salvación, su santificación y la unión con la Divina Voluntad. No deben ir en contra del Plan de Dios de ninguna manera, en esto no hay concesiones.”
(Jesús, 10 de octubre del 2004)

“Cada vez que se reúnen a rezar el rosario, el Santo Padre es fortalecido. El aborto está mucho más próximo a ser revocado en las cortes.”
(Jesús, 15 de noviembre del 2004)

“Mis hermanos y hermanas, hoy Yo hablo por Mi Madre y pido que renuncien al amor propio en la forma de cualquier tipo de control de natalidad artificial porque la vida comienza en el momento de la concepción. Cualquier forma de control de natalidad es realmente un aborto porque en el corazón humano existe la voluntad de detener la concepción.”
(Jesús, 12 de diciembre del 2004)                                                                                         >subir

“Permítanme describirles lo hermoso que sería el mundo si toda la gente se respetara mutuamente como creación de Dios.  No habría guerras ni abortos o control de natalidad, no habría pornografía ni violación de la inocencia.  Dios desearía que la enfermedad fuera erradicada.  No existiría el crimen y, por lo tanto, no habría prisiones.  El hambre y la pobreza serían aliviados.  En resumen, estarían viviendo en la Nueva Jerusalén.  ¿Les sorprende que los llame a esto?  La humanidad desea los frutos de la solución, pero no la solución.”
(Jesús, 5 de marzo del 2005)

“Hoy, a través de ti, estoy dando al mundo una oración que deberá recitarse con el Rosario de los No Nacidos.”
“Divino Niño Jesús, al rezar este rosario, te pedimos que quites del corazón del mundo el deseo de cometer el pecado del aborto. Quita el velo del engaño que Satanás ha puesto en los corazones, el cual presenta a la promiscuidad como una libertad; y revela lo que en realidad es: una esclavitud al pecado.”
“Coloca en el corazón del mundo un renovado respeto por la vida desde el momento de la concepción. Amén.”
(La Madre Bendita, 27 de agosto del 2005)

“Mis hermanos y hermanas, el aborto es un crimen grave. A menos de que puedan revertir este crimen contra la vida, continuarán viendo muchas fuerzas de destrucción alrededor del mundo, tanto en forma de guerras como de desastres naturales.”
“Los estoy invitando ahora para que hagan todo lo que esté en su poder: oraciones, sacrificios y hablando en contra del aborto, del control artificial de la natalidad, de la píldora de la mañana siguiente; todos éstos son pecados contra la vida. Por favor ayúdenme a devolver la rectitud al corazón del mundo.”
(Jesús, 9 de octubre del 2005)                                                                                               >subir

“Hoy, Mis hermanos y hermanas, he venido para pedirle a cada nación que rompa sus nexos con Satanás. Es esta unión con el mal lo que ha ocasionado la legalización del aborto. Es la unión del amor propio y del mal lo que causa que ustedes veneren al falso dios del amor propio desordenado.”
“Mis hermanos y hermanas, si es un embrión humano, es también un bebé humano.”
(Jesús, 12 de marzo del 2006)

“La legalización del aborto es una ley que se opone a la Divina Voluntad de Mi Padre. Deben darse cuenta de que al hacer esto, su país ha legalizado la degeneración. Si ustedes eligen continuar en este camino, pueden esperar más desastres naturales."
(Jesús, 11 de junio del 2006)

“Hoy he venido para ayudarle a cada uno a percatarse de la profunda influencia que cada aborto tiene sobre el mundo. Cuando el don de la vida es violado en el vientre materno, el mundo se acerca más al borde del abismo, y el mismo abismo entre Cielo y tierra se ensancha. Todos los dones -espirituales, mentales y físicos- que fueron concedidos a esa vida inocente en el momento de la concepción, son exterminados cuando se acaba con la vida. Todos los efectos positivos que esa nueva vida hubiera tenido en el mundo son eliminados junto con la vida misma. En su lugar, el mal se vuelve más poderoso.”
“No se extrañen, entonces, por la intensidad de las guerras, hambrunas y enfermedades en el mundo actual. Se ha permitido a corazones perversos y retorcidos llegar al poder a causa del aborto.”
“Con el Rosario de los No Nacidos se les ha dado el arma para oponerse a este terrible pecado, el cual es una plaga sobre el corazón de la humanidad. No dejen sus Rosarios. Úsenlos como un arma nuclear en contra del poder satánico del aborto legalizado. No permitan que Satanás los desaliente a esto. Sean valientes en esta batalla.”
(Jesús, 13 de agosto del 2006)                                                                                              

“Cuando estuve en Mi Agonía en el Huerto de Getsemaní, Satanás me presentó a todos los bebés no nacidos que morirían debido a la cultura de la muerte, la cual es una con la cultura del amor propio. El día de hoy los invito a orar; y a que siempre que oren contra el aborto, pidan que la cultura del amor resucite en los corazones alrededor del mundo.”
(Jesús, 8 de julio del 2007)

“El día de hoy vengo para ayudarle a la sociedad a que comprenda el impacto de un solo aborto en el mundo. Cuando la vida humana -la cual es creada divinamente en el vientre materno- es destruida por el pecado del aborto, el curso de la historia humana es cambiado para siempre. Todo lo que ése ser humano hubiera realizado en su vida, queda abandonado. En lugar de esta vida dada por el Cielo, se le permite a Satanás poner un ángel de oscuridad, el cual influye en todas las vidas que hubieran sido tocadas por la que fue sacrificada sobre el altar del aborto, el altar del amor propio.”
“Ésta es la razón de tanto mal en el mundo de hoy. Ustedes viven en un mundo profundamente afectado por este solo pecado: el aborto.”
(Jesús, 9 de septiembre del 2007)

“Mis hermanos y hermanas, vivir en Amor Santo ordena que deben vivir en la verdad. Vivir en la verdad significa que ustedes no apoyan ninguna clase de aborto y que respetan la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. Ustedes no pueden comprometer esta verdad y todavía creer que viven en Amor Santo, porque esto es hipocresía.”
(Jesús, 14 de octubre del 2007)                                                                                           

“La humanidad ha puesto al amor propio en el centro de su corazón, y ha hecho de este amor propio desordenado un falso dios de su propiedad. Es por esto que la vida en el vientre materno ahora corre peligro y ha llegado a ser un asunto político. El aborto continuará hasta que la humanidad pueda poner el amor a Dios y el amor al prójimo en el centro de su corazón.”
(Jesús, 13 de enero del 2008)


“Queridos hijos Míos, ya que Mi Hijo me permite hablarles, debo decirles que Satanás está cambiando el futuro del mundo por medio del pecado del aborto. Los líderes del mundo y los líderes de la Iglesia, quienes habrían sido moralmente éticos, han sido abortados. Ésta es la razón por la que sus Rosarios de los No Nacidos tienen mucho valor, tanto en el Cielo como en la tierra.”
(La Madre Bendita, 11 de mayo del 2008)

“Satanás presenta el pecado como un derecho a elegir, como un derecho a elegir el aborto, un derecho a elegir el matrimonio entre el mismo sexo. Estas maldades han penetrado en las estrategias políticas de este país y de otros alrededor del mundo."
(Jesús, 1º de junio del 2008)