LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

La Confianza


“Dentro del momento presente está cada gracia que podrías haber deseado alguna vez, cada virtud, cada bendición. Todo lo que se requiere es tu rendición confiada, tu 'sí'.”

“Tu confianza, pequeña Mía, lo es todo. El alma que me ama, confía en Mí. Así, el alma cree en Mi Misericordia. Ella se perdona a sí misma y perdona a los demás, y no hay barrera entre nosotros.”

“El alma que sucumbe a la duda y al miedo se aleja de Mí. Alguien así ha perdido la realidad del momento presente. Alguien así se entrega al amor propio más allá de la razón.”

“Deseo el corazón libre de trabas. Así Yo puedo llenarlo y moldearlo a Mis necesidades. Mi necesidad, pequeña Mía, es siempre y más que nada el amor. ¡Ámame! ¡Oh, lo deseo! Mi bendición entonces te envolverá. No anheles nada más que a Mí. Yo te daré todo.” (Jesús, 19 de Diciembre de 1998)

“¿Acaso piensas que el motivo por el que se aparece Mi Madre a tantos hijos es porque ellos han pecado menos? Estás equivocada. Es por su simplicidad y su confianza como de niño. Ellos creen que Dios puede hacer todas las cosas. Cuando tú confías en ti misma y en tus propios esfuerzos, eres débil.” (Jesús, 28 de Diciembre de 1998)

“Hoy invito a cada uno de ustedes a profundizar en la confianza. En las horas, semanas y meses por venir, les revelaré una nueva devoción a la Divina y Santa Confianza, la cual los preparará para la Nueva Jerusalén que está por venir.” (Jesús, 5 de Febrero de 1999)

“Te invito a contemplar en este momento un barco en el mar. El barco es tu alma. El puerto seguro que busca es el de los Corazones Unidos. La corriente que mueve al barco es la Santa Confianza. Si el barco intenta moverse contra la corriente (la confianza), requiere de un esfuerzo Mayor para llegar al puerto (los Corazones Unidos).”

“Cuanto más confíe el alma en sí misma y en sus propios esfuerzos, más elude la santidad. Ser uno con los Corazones Unidos es la santidad. Arrójate a la provisión y protección de los Corazones Unidos. Lograr esto requiere mucho menos esfuerzo que vivir con miedos y presentimientos.” (Jesús, 11 de Febrero de 1999)

“… una vez les dije que confiar no era algo sencillo, sino que lo es TODO. Les diré por qué. Cuando ustedes oran con un corazón confiado, Yo escucho sus oraciones. Cuando confían en Mi Misericordia, Mi Misericordia les pertenece. Cuando tienen confianza en Mí, ustedes han buscado refugio en la Voluntad del Padre.” (Jesús, 13 de Febrero de 1999)

“Como te he dicho, el camino que te lleva al Amor Divino -a Mi Sagrado Corazón- es el Amor Santo. Si tu alma no está impregnada de Amor Santo, no puedes acercarte a la puerta de Mi Corazón. La llave que abre la puerta de este Corazón es la rendición confiada.”

“Cuanto más te rindes a Mi Provisión, más sé que me amas. La confianza es la llave que libera (ej. que abre o suelta) la gracia de Mi Provisión. La confianza le permite al alma saborear la paz y aceptar la Voluntad de Dios.”

“Todo viaje tiene ciertos obstáculos. El sendero de la santidad no es diferente. Los obstáculos que se encuentran en el camino de tu santidad son los mismos que te impiden rendirte confiadamente.”

“Quizá sólo confías en ti misma por medio del amor propio. Un fruto de esta falla es el temor. Intentas controlar y manipular a la gente que te rodea. Quizá dominas cada conversación y rehúsas desprenderte de tu opinión. ¿Por qué? Si me rindes todas las cosas a Mí, Yo atenderé perfectamente cada necesidad tuya.”

“Quizá sólo confías en otra gente y rezas sólo cuando los demás te fallan. Confía siempre en Mí. Mi Provisión es perfecta.”

“Si eres como una niña pequeña, ganarás el Reino de los Cielos; porque un niño pone toda su confianza en sus padres. Igualmente, tú debes confiar en Mí.”

“Si la gracia de Mi Corazón fuera un bello ramo de flores, la confianza sería la brisa suave que lleva la fragancia hasta ti.”

“Confiar es como ascender a una montaña; entre más alto llegues, más cerca estás del Cielo.”

“Incluso en tus pruebas, debes confiar en Mí si deseas la santidad. Nada está permitido en tu vida que no te conduzca más cerca de Mí, si tú confías.” Él se va. (Jesús, 13 de Febrero de 1999)
CONFIANZA EN LA PROVIDENCIA DE DIOS FALTA DE CONFIANZA
Progresa rápidamente en la vida virtuosa - Falla en el Amor Santo.
- Falla en la Santa Humildad.
Ama a Dios y confía en Él sobre todas las cosas. - Tiene mucho amor propio.
- Tiene miedo.
Vive en el Amor Divino y en la Divina Voluntad. - No puede aceptar la Voluntad de Dios.
- Busca una razón para todo lo que le pasa.



“La abundancia de Mi gracia y provisión cae libremente sobre el alma que confía. Yo soy Jesús, nacido de la Carne. Deseo que den a conocer que lo opuesto a la confianza es la duda y el miedo. Éstas son las tácticas de Satanás que dan como fruto la confusión y la falta de fe. Pero vengo a ustedes para ayudarlos en la confianza. Tan seguro como que existen, Mi manto está a alrededor de ustedes. Sin Mí, no pueden lograr ningún buen propósito. Por lo tanto, les ruego, permanezcan en Mí.” (Jesús, 18 de Febrero de 1999)

“He venido para hablarte nuevamente sobre la confianza. Yo soy Jesús, nacido Encarnado. Deseo que comprendas esto para que puedas conducir a otros en la confianza. Mi Corazón es el reposo del alma que confía en Mí. Por eso, el que confía en Mí rinde su voluntad propia. ¿Estás sorprendida?”

“El que confía en Mí ha permitido que su voluntad se forme en el Amor Santo y Divino. Cuanto más grande la confianza, más grande la rendición y más grande el amor. El que tiene miedo y trata de controlar su propio destino, no me conoce.” (Jesús, 19 de Febrero de 1999)

“… entren a la dulce provisión de Mi Corazón. Yo les digo que quienes tienen fe y confianza en Mí, recibirán la porción más selecta de Mi provisión. Por lo tanto, nuevamente los llamo a la confianza profunda.” (Jesús, 22 de Febrero de 1999)

“Deseo que cada alma aprenda el valor de la confianza. Aquí está una oración:”

“Querido Jesús, enséñame a confiar sólo en Tu poder, en el de Tu Padre y en el del Espíritu Santo. Te rindo mi voluntad. En esta rendición acepto que Tu gracia controle el futuro. Entiendo que Tú me amas y quieres sólo mi bien, mi salvación. Decido vivir en el presente y esperar lo que Tú hayas planeado para mí en el futuro. Confiaré en Tus planes y en Tu Divina Voluntad para mí. Amén.” (Jesús, 26 de Febrero de 1999)

“… he venido nuevamente para ayudarlos a comprender que la efusión más grande de Mi provisión se extiende a los que confían más profundamente en Mí. Por lo tanto, entreguen sus corazones a la confianza, pues el miedo es inútil y es siempre de Satanás. Esta noche, les pido que acrecienten más sus corazones a lo largo del sendero del Amor Santo, pues anhelo mucho atraerlos al Amor Divino que es Mi Sacratísimo Corazón. No dejen pasar la oportunidad de decirme cuánto me aman, cuánto confían en Mí.” (Jesús, 13 de Marzo de 1999)

“Cuando vienes a orar ante Mí, cualquier cosa a lo que tu mente se aferra instintivamente es algún tipo de apego. Si me amas con todo tu corazón, es fácil rendirme todo a Mí. Es fácil confiar en Mí. Pero si no puedes ver Mi gracia obrando en cada aspecto de tu vida a través de Mi Amor por ti, no confías en Mí.” (Jesús, 1° de Mayo de 1999)

“Cuando te rindes, me estás diciendo que confías en Mí para conducirte, para guiarte, para proveerte y protegerte. No puedo resistirme a alguien así. Mi amor abraza completamente a un alma como ésta y estoy unido a ella. Por eso te digo que tu confianza lo es todo. Tu confianza es tu rendición.” (Jesús, 22 de Mayo de 1999)

“Les digo la verdad: los tiempos que vienen serán dificilísimos para quienes no se han rendido y no confían en Mí. Personas así confían solamente en sí mismas y en el mundo a su alrededor.” (Jesús, 5 de Junio de 1999)

“Si deseas una gran gracia y muchos favores en tu vida, vuelve tu corazón hacia Mí ahora en el presente. Mi Provisión es abundante para aquellos que confían en Mí de esa forma.” (Jesús, 25 de Junio de 1999)

“Los que tienen esperanza en el mundo o en esfuerzos mortales apartados de Dios, siempre se decepcionarán. La Santa Esperanza te permite confiar en la Providencia de Dios y en Su Divina Voluntad para ti. La Santa Esperanza motiva tu rendición a Dios, tu abandono. La Santa Esperanza te permite confiar en la Misericordia de Dios.”

“Los que esperan en el Señor también confían en Mí. Los que oran con corazones llenos de esperanza, reciben todo lo que necesitan y mucho más.”

“Si no amas, no puedes confiar. Si no confías, no puedes tener esperanza.” (Jesús, 25 de Junio de 1999)


“Te diré por qué es bueno confiar en Mí y vivir en Amor Santo en el momento presente. Cuanto más confíes en Mí, más gracia derramaré en tu corazón en el presente y en el futuro. Tu confianza y tu amor por Mí no se pueden separar, al igual que Mi Divina Misericordia y el Amor Divino son inseparables. Además, lo que dirige tu libre voluntad es lo que hay en tu corazón. Entonces, si me amas y confías en Mí, no actuarás impulsivamente, sino que esperarás a que Mi gracia actúe en ti y a través de ti. Lo que te doy en cada momento presente, entonces, es la suma total de todo lo que necesitas para tu salvación, tu santidad, y tu santificación. Cuanto más busques Mi gracia con ojos de confianza y amor, más la encontrarás.”

“¡Qué fácil suena esto! ¡Qué difícil rendirse a ello!”

“La profundidad de la rendición de cada persona en el momento presente para amar y confiar en Mí determina el mérito de cada oración, de cada sacrificio en el momento presente. Tal vez tu sacrificio es solamente un sacrificio de paciencia frente a la adversidad. Ven a Mí en el silencio de tu corazón con amor confiado, y Yo te ayudaré. ¡Qué meritoria elección! ¡Qué meritorio sacrificio!” (Jesús, 15 de Julio de 1999)

“… no dejen que el miedo sea parte de sus corazones, pues el miedo viene de Satanás. El miedo es un indicio de que ustedes no confían totalmente, de que no se han rendido del todo y de que no me aman completamente.” (Jesús, 23 de Julio de 1999)

“Ríndete a Mí. Te digo esto porque en tu rendición está tu fuerza. Entre más confianza tengas en tus propios esfuerzos separada de Mí, eres más débil y menos te ayudo Yo. Observa que en tu rendición está tu confianza, y en tu confianza está tu amor por Mí. Esta es la razón por la que todas las cosas dependen de la ley del amor.” (Jesús, 9 de Septiembre de 1999)

“El corazón que me ama confía en Mí, y confía en Mi Misericordia. La profundidad de la confianza del alma está acorde con la profundidad de su amor por Mí. Si me amas profundamente, tú confías en que Mi Misericordia para ti es completa y eterna. Mi Misericordia es intachable e irreversible. Mi Misericordia se vierte sobre un corazón pecador que se vuelve a Mí con dolor.” (Jesús, 11 de Septiembre de 1999)

“… si creen en Mí, entonces tienen que amarme. Y si me aman, entonces tienen que confiar en Mí. Si confían en Mí, entonces ríndanse a Mí. Pues éste es el camino al Aposento más profundo de Mi Divino Corazón al cual son llamados.” (Jesús, 23 de Noviembre de 1999)

“… Yo me regocijo y me deleito en el alma pequeña, la que es como un niño pequeño, que cree fácilmente, que siempre confía en Mí y me da todo.” (Jesús, 2 de Diciembre de 1999)

“… algunos no viven en la Divina Voluntad de Mi Padre porque no aman lo suficiente. Debido a que su amor es imperfecto, su confianza es imperfecta. Cuando las almas no confían en la Voluntad de Mi Padre para ellas, rechazan Sus planes en favor de lo que ellas piensan que es mejor. Es por eso que el amor confiado es el centro de Mi llamado al Amor Divino. El amor confiado es la esencia de la rendición a la Divina Voluntad. No pongas la confianza en la voluntad propia, sino acepta lo que Mi Padre provee y cómo Él lo provee.” (Jesús, 8 de Abril de 1999)

“He venido para ayudarte a entender que cuando estás preocupada, no me has rendido todo. Lo que te preocupa es lo que quieres controlar. Esto muestra falta de confianza en la Divina Voluntad de Dios. Dalo a conocer.” (Jesús, 11 de Abril del 2000)

“Confíen todo a Mi cuidado, pues ¿quién mejor que su Señor para estar a cargo de sus asuntos?” (Jesús, 13 de Mayo del 2000)

“… comprendan en sus corazones que la profundidad de su confianza refleja la profundidad de su amor por Mí. Por lo tanto, oren siempre por la confianza y practíquenla.” (Jesús, 2 de Junio del 2000)

“Hermana Mía, Yo te digo: la fe y la confianza van juntas. Una no está presente en el alma sin la otra. Y tampoco pueden existir fuera del amor. Si la fe fuera un barco navegando en el mar, la confianza sería el lastre que lo mantiene a flote. El pequeño timón que dirigiría el barco de la fe y la confianza, sería el amor.” (Jesús, 25 de Junio del 2000)

“Mis hermanos y hermanas, la profundidad de su amor y su confianza en Mí, mide la profundidad de su rendición a la Divina Voluntad de Mi Padre. Cuando se quejan o se lamentan de la Voluntad de Dios para ustedes sobre situaciones que Él permite en sus vidas, no se están rindiendo.” (Jesús, 10 de Julio del 2000)

“Querida confidente, para crecer en gracia, crece en la confianza. El alma que cede a las tentaciones en contra de la confianza encuentra disminuida la gracia en su alma.” (Jesús, 3 de Octubre del 2000)

“El día de hoy he venido a ti para hablarte sobre la confianza. La profundidad de tu confianza en Mí es el terreno donde se prueba la profundidad de la fe, la esperanza, el amor y la humildad en tu corazón. Yo veo la cantidad de confianza en el corazón mientras considero cada oración de petición. La petición sumergida en la más profunda confianza es la que se rindió completamente a Mí. Esta es la petición más valiosa y sobre la cual Yo actúo con la plenitud de Mi Gracia y Misericordia.” (Jesús, 11 de Octubre del 2000)


“Una vez te dije que tú ves la confianza como 'cosa de a ratos’. Tu confianza debe estar siempre en medio del conflicto y la victoria. Confía en Mí, sin importar nada más. Yo soy Dios. No hay nada que te suceda que Yo no esté enterado. Todas las cosas se vuelven para bien para aquellos que me aman. (Romanos 8.) Mi victoria está incluso en la cruz.”

“La aceptación de la cruz y la aceptación de la Voluntad de Dios son una en sí mismas. Pero no puedes aceptar ninguna de éstas dos si no me amas, si no confías en Mí y si no me rindes tu voluntad.”

“Mis planes están más allá de los tuyos, la Voluntad de Mi Padre para ti es más alta de lo que puedes imaginar. Cuando te rindes confiadamente a Mí, podemos trabajar juntos. Es entonces cuando te llevo a lo más profundo en los Aposentos de Mi Corazón y tu debilidad es transformada por Mi fuerza.”

“Sí, tu confianza lo es todo. Es un reflejo de tu ser más íntimo.” (Jesús, 16 de Octubre del 2000)

“… vengan a Mí con cada carga y petición y déjenlas sobre el altar de Mi Corazón con fe, esperanza, amor, humildad y confianza. Cuando me rindan estas cosas, encontrarán que se resuelven rápidamente en la Voluntad de Dios. Esta noche les extendemos la Bendición de Nuestros Corazones Unidos.” (Jesús, 23 de Octubre del 2000)

“Te invito a entender que la confianza es como un barco en un mar tormentoso. Si la habilidad del marino trabaja en cooperación con el viento y las olas, él puede guiar al barco a puerto seguro. El marinero representa al alma luchando por confiar en Mí. El viento y las olas son las dudas y el amor propio que conducen al miedo y a la confianza en sí mismo. Cuando esto se rinde a Mí a través del amor y la confianza, Yo puedo hacerme cargo de cada problema y sacar bien de él.” (Jesús, 24 de Octubre del 2000)

“Cuando ores, no busques Mi ayuda para tus propios planes. Ríndeme cada persona y situación, y déjame el plan a Mí. No busques algún resultado determinado, sino permíteme elegir cada resultado de tus oraciones. Sé lo que tú quieres. Ábrete a lo que Yo quiero, y al modo en que Yo elijo cada gracia para ti. Ésta es la esencia de la confianza en Mi Divina Provisión.” (Jesús, 4 de Noviembre del 2000)

“La falta de confianza en Mí es un obstáculo en el camino del amor. El alma reemplaza la confianza en Mí con la confianza en su propio esfuerzo. Si confían en Mí, su fe será recompensada. Pero si dudan de Mí, su viaje será menos favorecido por la gracia.”

“No puedo hacer mucho para socorrer a un alma que está atrapada en el torbellino de la confusión y las concesiones, pues un alma como ésta se aparta de Mí y se aferra a su propia opinión o a la opinión de los demás.”

“El alma que confía, actúa sin cuestionamientos según Mi Voluntad y Yo le tiendo Mi Mayor favor. Un alma así no tiene miedo, sino sabe que Yo recompenso la confianza con la gracia.” (Jesús, 2 de Enero del 2001)

“He venido a tu corazón abierto para decirte que un alma no puede conocer las intimidades de Mis Misericordias a menos que tenga confianza en Mí. El que no confía en Mí no puede comprender Mi Amor y Misericordia. Alguien así no puede perdonarse completamente a sí mismo o a los demás.” (Jesús, 20 de Enero del 2001)

“La rendición siempre está rodeada por la confianza. Tú confías en que Dios tiene un plan infinito y eterno que traerá bien de cualquier giro en los acontecimientos. Por lo tanto, tú permaneces indiferente ante el resultado, sabiendo que Dios, que es Amor, diseñará el mejor resultado. Aun cuando estuve perdido en el Templo, Mi Madre rindió el resultado a Dios. Ella sabía, completamente bien, que Él tenía un plan y Ella lo aceptó con una confianza ciega.”

“Para poder confiar, el alma debe ser humilde y amorosa. Si estas dos virtudes no están en el corazón, cualquier otra virtud será superficial, será falsa.” (Jesús, 7 de Marzo del 2001)

“El amor, la confianza, la rendición y la paz van en ese orden. Cuanto más llegue a la perfección el Amor Santo en tu corazón -cuanto más confíes-, más te rindes, más estás en paz.” (Jesús, 12 de Marzo del 2001)


“El alma que confía en Mí profundiza en las virtudes de la fe, la esperanza y el amor, pues éstas tres son las que dan el fruto de la confianza. La fe es la confianza en acción y la creencia en lo intangible. La esperanza es la confianza en la Provisión de Dios en el futuro. El amor -siendo el cimiento de cada virtud, la luz que brilla a través de cada virtud- es la base y la fibra de la confianza. No puedes amarme si no confías en Mí. No puedes confiar en Mí si primero no me amas.” (Jesús, 19 de Marzo del 2001)

“La Santa y Divina Confianza es el sendero bajo tus pies que te atrae a lo largo del camino de la santidad y a través de los Aposentos de Mi Corazón. Siempre ha sido así, y es así para cada alma. Por eso es que cada falta en la confianza refleja alguna falla en el Amor Santo y Divino, pues es el amor el que te conduce a la confianza; el amor es el fundamento de la confianza. El alma se rinde a la confianza a través del amor.” (Jesús, 16 de Mayo del 2001)

“El día de hoy vengo para invitarte a tener esperanza. Si la esperanza fuera un globo elevándose en el aire, la duda y el miedo serían el alfiler que lo haría estallar. La esperanza es fruto de la confianza, la confianza es fruto del amor.” (Jesús, 30 de Mayo del 2001)

“Mis hermanos y hermanas, con paciencia y valentía resistan la Voluntad de Dios en el momento presente. La valentía los conduce a la resistencia paciente, y la resistencia les da un corazón de esperanza. Cuando están esperanzados, Yo puedo conducirlos a la CONFIANZA.” (Jesús, 13 de Agosto del 2001)

"Las profundidades más íntimas de Mi Corazón son alcanzables solamente a través de la confianza. La razón por la que tan pocas almas son admitidas en el Quinto Aposento de Mi Corazón –la Unión con la Divina Voluntad– es porque fallan en la confianza de alguna manera. Ellas pueden conformarse perfectamente a la Voluntad de Dios en todas las formas posibles y residir en el Cuarto Aposento de Mi Corazón, pero al final existe algún área de sus vidas que no han logrado rendirme."

"Quizá, en algún área, ellas confían en sus propios esfuerzos en vez de confiar en Mi gracia. Tal vez no me han rendido la salvación de sus familias. Quizá confían en los esfuerzos de quienes están a su alrededor más que en Mí."

"Yo reservo este último Aposento para quienes están resignados a aceptar todo como venido de la Mano de Mi Padre. Estas almas no luchan contra la Voluntad de Dios, sino que aceptan lo que venga, aguardando a ver lo bueno que saldrá de cada situación. (Rom 8)" (Jesús, 20 de Agosto del 2001)

“Hermana Mía, piensa en la confianza como el vaso que mantiene tranquilo al corazón de cada alma y me permite llenarlo de Amor Divino. Si el vaso comienza a tener una fuga, el Amor que Yo deseo que tenga el corazón está en peligro. El pequeño corazón comienza a desfigurarse lejos Mí.”

“Quizá el vaso se resquebraje por la falta de confianza en Mi Misericordia. Entonces el corazón está expuesto a toda clase de errores. O quizá el vaso se desportille de algún modo cuando el alma no reconoce el mal ni el pecado en su vida. Entonces el pequeño corazón está en grave peligro de romperse al estarse frotando contra esta superficie áspera. El pecado siempre daña la santa confianza puesto que lleva al alma más lejos de Mí. Cuanto más lejos de Mí esté el alma, más difícil es confiar en Mi Amor y Misericordia.”

“Consideren entonces, que la confianza es su protección contra el mal. Es por eso que Satanás no quiere que ustedes confíen, y por eso es que él viene como un ladrón tratando de robar su confianza en Mí. Pidan a su ángel guardián que vigile este vaso de confianza que Yo pongo en cada corazón al momento de la concepción.” (Jesús, 20 de Agosto del 2001)


“He venido para ayudarte a entender las profundidades eternas de la Divina Voluntad de Dios. Cada vez que la fe en los planes de Dios es probada, es para llevarte más profundamente hacia la confianza, no al pánico ni al miedo. La persona que confía no tiene miedo. Satanás tiene miedo. Recuerda, la Escritura dice: “El miedo es inútil; lo que se necesita es la confianza.”

“Ahora bien, hay una diferencia significativa entre la fe y la confianza. La fe es creer en algo que tú no puedes experimentar con tus sentidos, es decir, no puedes verlo ni tocarlo ni olerlo. La confianza es la rendición a la fe. La confianza en sí misma es invisible, pero tú sabes que tienes una confianza profunda cuando estás en paz.”

“El plan infinito para cada alma –Su Provisión y Voluntad- no es visible para el ojo humano ni comprensible para el intelecto humano.” (Santo Tomás de Aquino, 12 de Noviembre del 2001)

“Mis hermanos y hermanas, he venido esta noche para ayudarlos a entender que no pueden tener Valentía a menos que su Valentía sea probada; ni pueden confiar a menos que sean probados en la confianza. Recuerden, en la prueba es donde se perfecciona cada virtud.” (Jesús, 12 de Noviembre del 2001)

“He venido para ayudarte a comprender la razón por la que diariamente Jesús suplica tu confianza en Él. Es porque la profundidad de tu confianza refleja la profundidad de tu amor. La confianza es el barómetro de tu amor. Cuando tienes profundos sentimientos de amor por alguien, tú recibes la oportunidad de demostrar tu confianza en él. Cuando confías, tú colocas tu fe en él. Es una gracia, entonces, que se dé la oportunidad de confiar, porque es una forma de demostrar tu amor y afecto.”

“Por otro lado, debes ver los ataques contra la confianza como debilidades humanas o como inspiración del mal. Oponte a estos pensamientos invocando a María Protectora de la Fe y Refugio del Amor Santo.” (Santo Tomás, 14 de Noviembre del 2001)

“Mis hermanos y hermanas, esta noche los invito a ver que su CONFIANZA es la LLAVE de Mi VICTORIA en los corazones y en el mundo, pues el alma que confía en Mí tiene Amor Santo en su corazón y Yo soy ya victorioso.” (Jesús, 16 de Noviembre del 2001)

“Tu confianza en Mí es Mi gozo. Tu confianza en Mí es la sustancia de tu amor por Mí. Así como el Amor Divino y la Divina Misericordia son inseparables, así también son inseparables tu amor por Mí y tu confianza en Mí.” (Jesús, 25 de Noviembre del 2001)

“He venido para ayudarte a entender que la falta de confianza es lo que abre el abismo entre el alma y su Creador, pues así como Jesús te lo ha revelado, la confianza es la sustancia de tu amor por Dios. ¿Qué es lo que causa que un corazón desconfíe o titubee en confiar en el Plan Divino de Dios, especialmente las almas que están atadas en forma segura al Corazón de su Salvador a través del Amor Divino?”

“Primero que nada, el alma falla en reconocer que la Voluntad de Dios se encuentra también en la prueba de la confianza. El Señor prueba a todos en la confianza que se le tenga a Él como un medio de fortalecimiento del amor del alma por Él. En segundo lugar, el alma que está en medio de la prueba comienza a confiar en sí misma y en sus propios esfuerzos más que en cualquier plan que Dios pueda tener.”

“Esto es soberbia basada en el miedo y en la inseguridad. Comienza, entonces, a ver cada aflicción como una prueba a tu confianza. Si perseveras en la confianza utilizando la ayuda de la gracia, tu amor por Dios se fortalecerá. Sin embargo, si retrocedes por la desconfianza, la aflicción será más grande y, al final, un alma así estará más débil en su amor por Dios.” (Santo Tomás de Aquino, 26 de Noviembre del 2001)

“He venido para ayudarte a entender que hay un hilo común que corre a través del tapiz de la vida de cada uno. Es la confianza en la Voluntad de Dios. A cada alma, durante su vida, se le ofrece oportunidades para practicar la confianza. La confianza, recuerda, es el suelo que demuestra el amor, la sustancia del amor. El Señor se queda detrás, y pacientemente observa la forma en que cada uno maneja estas oportunidades para confiar. Cuanto más confía el alma en la Divina Providencia, más profundamente es atraída a los Aposentos de los Corazones Unidos.”

“Por supuesto, Satanás intenta debilitar la confianza y presenta dudas y temores al corazón. Estas ansiedades alejan al alma del camino a la santidad y destruyen la paz de cada uno que cede antes tales preocupaciones. Entonces, aprende a reconocer al enemigo cuando ataque de esta manera. Todo lo que se opone a la confianza viene del adversario. Aprieta la tela del tapete que Dios crea en tu alma a través de la confianza. No permitas que el enemigo deshaga esta hermosa obra manual.” (Santo Tomás de Aquino, 3 de Abril del 2002)


“El día de hoy, Mis hermanos y hermanas, los invito a la confianza paciente. La paciencia es el fruto de la confianza. Cuando pacientemente pueden confiar en Mí, entonces ustedes pueden rendirse más completamente, más perfectamente.” (Jesús, 12 de Mayo del 2002)

“Hija, si fueras a preguntarme el costo de la confianza Yo te diría que no lo hay. La confianza engendra valor. El valor engendra perseverancia. Por eso, entonces, cuando seas llamada a confiar en el momento presente, abraza el llamado porque no tienes nada que perder.” (Jesús, 28 de Junio del 2002)

“He venido para que puedas saber que el regalo más grande que me puedes dar es tu confianza en Mí, pues en tu confianza está tu amor por Mí. La profundidad de tu confianza en Mí está en proporción directa con la profundidad de tu amor por Mí. Por lo tanto, cuando rezas con profundo amor en tu corazón la jaculatoria: 'Jesús, en Ti confío', Mi mirada misericordiosa se posa sobre ti. Mi Corazón se abre y el torrente de gracia dentro de Él inunda tu alma. No puedo negarle a nadie Mi mirada atenta cuando oran así.” (Jesús, 9 de Septiembre del 2002)

“Yo invito a las almas a que entiendan que la paz es el resultado de la confianza. La confianza es su rendición a la Voluntad de Dios en el momento presente. Cuanto más confía el alma en sí misma, más grande es el dominio que el mal tiene sobre cada corazón.” (Jesús, 14 de Febrero del 2003)

“Yo te digo: el alma que me ha dado su confianza, me ha entregado todo. Pues solamente a través de la confianza es como la rendición se hace completa. En cada momento presente Yo busco esta confianza, no importa la actividad del alma en el mundo. ¿Cómo pueden recordar confiar en Mí cuando están ocupados en las actividades diarias? Simplemente hagan todo por amor a Mí. Después, no teman ni duden. Ahí radica la confianza perfecta, la rendición perfecta.” (Jesús, 26 de Abril del 2003)

“Yo te doy todo, Mensajera Mía. ¿No me anticipo a cada necesidad tuya? ¿No es Mi Provisión puntual y completa? ¿No soy Yo más merecedor de tu confianza que cualquiera? Debes enseñar a quienes vienen a ti que la confianza es la llave de Mi Provisión.” (Jesús, 4 de Septiembre del 2003)

“Cuando pongan una petición en Mi Corazón, háganlo con una confianza sublime que refleje su amor por Mí. No coloquen el factor humano del tiempo en Mi respuesta a su petición. Hacer esto refleja una falta de confianza en Mis tiempos, los cuales son siempre perfectos.” (Jesús, 5 de Septiembre del 2003)

“Cuando confías en Mí, Yo abrazo tu corazón y acaricio tu alma. Tu confianza es un reflejo de tu amor por Mí. Es como si estás mirando un estanque de agua tranquila. El agua que es tu confianza refleja una imagen. La imagen reflejada en el agua está ahí solamente por la gracia de tu amor por Mí. Por lo tanto, Yo te digo, no temas a nada, sólo ámame. Entonces todo lo que necesites estará próximo.” (Jesús, 17 de Octubre del 2003)


“Mis hermanos y hermanas, cuando ustedes están ansiosos o temerosos o tienen dudas, para Mí es una señal de que están dependiendo de sus propios esfuerzos en lugar de Mi gracia. Cuando no me rinden todo a Mí, Mis Manos están atadas y no puedo responder sus peticiones con tanta eficacia como Yo deseo. Denme todos sus problemas, todas sus victorias, cada preocupación, y ustedes verán como vengo rápidamente en su ayuda.” (Jesús, 17 de Octubre del 2003)

“He venido a decirte que de todas las virtudes, con la que se gana Mayor mérito, es con la confianza. Digo esto, porque el amor y la confianza son lo mismo. El Amor Santo y la Santa Confianza siempre van a la par y son la personificación de todas las demás virtudes. Nadie puede confiar en Mí si no me ama. Tampoco nadie puede decir que me ama si no confía en Mí.” (Jesús, 17 de Julio del 2004)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. Mis hermanos y hermanas, vean y comprendan que la espina que penetró más profundamente en Mi Cabeza representaba las almas que dicen que me aman pero no confían en Mí. ¡Oh! Qué seguido sucede esto, y frecuentemente le sucede a las almas con las que Yo he estado más cerca. Consideren Mi angustia y vean entonces que su amor y su confianza deben estar unidos como Nuestros Corazones están unidos.” (Jesús, 28 de Febrero del 2005)

“Mis hermanos y hermanas, esta noche los invito a que tengan una confianza paciente. Quizá no comprendan el funcionamiento interno de la Divina Voluntad en los acontecimientos diarios, y se aumenta su impaciencia por alcanzar victorias y triunfos en las personas y en los eventos de su vida. Comprendan que Mis tiempos son siempre perfectos. En la siguiente vida empezarán a entender y comprender el significado de cada evento, el porqué se les pidió esperar, y el porqué se les pidió que fueran pacientes.” (Jesús, 26 de Agosto del 2005)

“Vamos a continuar Mi conversación contigo sobre la confianza. Ya que es la ‘mano de la confianza’ lo que mantiene tus peticiones en Mi Sagrado Corazón, Yo actúo rápidamente fortaleciendo y apoyando la confianza que me muestras colocando Mi Mano Herida bajo tu mano. De esta manera, actuamos juntos en este esfuerzo de confianza.”

“Tu esfuerzo inicial de rendir en oración cada petición a Mi Corazón es asegurado en su lugar con tu confianza en Mi Provisión. Cuando Yo veo tu confianza, vengo en tu ayuda y te sostengo por el mérito de Mis propias heridas.” (Jesús, 29 de Septiembre de 2006)

“Yo les digo que su confianza en Mí me permite actuar en sus vidas y ayudarlos a seguir el sendero de la Divina Voluntad de Dios. Cuando ustedes fallan en la confianza, Mis esfuerzos en ustedes se debilitan y se diluyen, y es fácil que se salgan del sendero.” (Jesús, 18 de Diciembre del 2006)


“Mensajera Mía, te he dicho en el pasado que tu confianza en Mí es un barómetro de la profundidad de tu amor por Mí. Así es como Satanás ataca a la confianza. Él convence al alma que todo depende del esfuerzo humano. El alma ya no ve que Yo estoy presente y preocupado por cada detalle de sus vidas. Ya no vive en rendición confiada a la Divina Voluntad.”

“Por lo tanto, cuídate de cualquier debilidad en la confianza o de cualquier camuflaje que Satanás use para disponerte a confiar demasiado en tus propios esfuerzos.” (Jesús, 10 de Enero del 2007)

Alma que Confía Alma que Carece de Confianza
Cree en el Amor y la Misericordia
que Dios tiene por ella.
Es incapaz de sentir el Amor y la
Misericordia de Dios. Se siente culpable por
los pecados pasados. Confía sólo en el
esfuerzo humano.
Su corazón está centrado en Dios y en
los demás. Vive en Amor Santo.
Es egocéntrica. Todo lo ve según como le
afecte. Muchas fallas se oponen al Amor
Santo.
Está abierta a la iluminación de
conciencia. Siempre busca mejorar.
Recibe bien la crítica.
Se ofende cuando otros sugieren que
tiene una falta. Está a la defensiva. No
acepta fácilmente las correcciones.
Trata de encontrar lo bueno den los
demás. Emite juicios. Busca las faltas de los demás.

La falta de confianza es el orgullo que coloca las limitaciones humanas en Dios. Un alma así no acepta los mensajes sinceramente, sino juzga en lugar de discernir.

Resumen del Ataque de Satanás a la Libre Voluntad

Alma que confía Alma Débil

Amor Divino + Divina Misericordia= Voluntad de Dios
Divina Voluntad de Dios (Amor Divino – Divina Misericordia)
l l
l l
Confía La confianza se debilita
l l
l l
♥ EL ALMA ♥ EL ALMA

El alma está l Las virtudes se Las virtudes se l Las tentaciones
protegida de las profundizan debilitan se hacen más
tentaciones l l fuertes

Abraza a otros No muestra amor
con amor y y misericordia
misericordia. a los demás.

(Visión de Maureen, 18 de enero del 2007)

“Por favor entiende que la fe, la esperanza y la caridad dan el fruto de la confianza. Sin la confianza, éstas son superficiales. La confianza es sólo tan fuerte como estas tres: fe, esperanza y caridad.” (Jesús, 24 de Enero del 2007)

“No temas, sino confía. La confianza es lo que necesitas para rendirte a la Divina Voluntad de Mi Padre en cada momento presente. Cuando la confianza es débil, tu rendición es sólo parcial.”

“Cada momento presente lleva consigo la oportunidad de confiar en lo que Mi Padre ofrece. Reza pidiendo la gracia de hacerlo alegremente con un espíritu generoso.” (Jesús, 17 de Febrero del 2007)

“Lleva en tu corazón y en tus labios, la jaculatoria: ‘Eterno Padre, yo confío en tu amorosa Voluntad para mí’.” (Dios Padre, 28 de Febrero del 2007)

“El día de hoy haré un resumen sobre lo que el Señor les ha estado diciendo acerca de la confianza. La confianza es el barómetro de la profundidad del Amor Santo y Divino en el corazón. Satanás ataca la confianza por medio de la preocupación, la ansiedad y la culpa. Con estas armas, él ataca la confianza en la Provisión Divina de Dios y la confianza en la Divina Misericordia del Señor.”

“La relación del alma con Dios se debilita cuando hay una ruptura en la confianza. Entonces Satanás tiene una oportunidad para lanzar sus ataques con todo tipo de tentaciones —tentaciones contra la fe, la esperanza y el amor— tentaciones hacia el desánimo, la impaciencia, la envidia. Todas estas tentaciones sólo pueden ser tan fuertes como la falta de confianza en el corazón, la cual está en proporción directa a la falta de Amor Santo en el corazón.”

“Así que vean la importancia de la confianza.” (Santo Tomás de Aquino, 27 de Marzo del 2007)

“En verdad te digo: la falta de confianza en Mi Divina Providencia entorpece la acción de la gracia en el mundo y en la conversión de las almas. Muchas vocaciones están en peligro por la sencilla razón que aquellos que rezan por ellas no confían en Mi Providencia.” (Jesús, 22 de Mayo del 2007)

“Quienes dicen que me aman pero no confían en Mí, han sido víctimas de las mentiras de Satanás y tendrán su confianza constantemente a prueba. El amor y la confianza van de la mano.” (Jesús, 5 de Junio del 2007)

“En las situaciones más desesperadas, Yo estoy ahí, convirtiendo las situaciones difíciles en victoria. Todo lo que deseo es su confianza.” (Jesús, 5 de Agosto del 2007)

“Mis hermanos y hermanas, cada vez que se enfrenten con una prueba o alguna situación pendiente que sea difícil de manejar, oren pidiendo más amor en su corazón, porque de esta manera es como ustedes pueden vencer el temor, el cual es el mal fruto de la falta de confianza. La falta de confianza viene de las imperfecciones en el Amor Santo.” (Jesús, 17 de Agosto del 2007)

“Vienen muchos eventos que dominarán el corazón del mundo. Ustedes, Mis queridos hijos, deben buscar la seguridad de Mi Inmaculado Corazón, la cual es el Amor Santo. Ahí Yo los protegeré y les daré la confianza en el Plan Divino de Dios para ustedes.” (La Madre Bendita, 1º de Enero del 2008)

“Para poder amar la Voluntad de Dios, el alma necesita profundizar en la confianza de la Divina Provisión. Esta confianza se erige sobre el amor, la humildad y la perseverancia.” (Santo Tomás de Aquino, 11 de Julio del 2008)

“Cuanto más profundas las virtudes del Amor Santo y la Santa Humildad, más profundamente se puede rendir el alma a la Santa Confianza. Cuanto más confía el alma en la Divina Providencia, más fácil le es amar la Divina Voluntad de Dios.”

“Cuanto más grande la confianza del alma en la Divina Providencia, más perfecta su unión con la Divina Voluntad.” (San Miguel, 11 de Julio del 2008)

“Esta es la razón por la que la confianza es la clave para el viaje espiritual a los Aposentos de los Corazones Unidos. La confianza es el barómetro de la rendición propia. El alma que confía renuncia a su voluntad propia y espera en el Señor, siempre confiando en la Divina Voluntad. Cuanto más profunda es la confianza, más profundos son la humildad y el amor en los que se basa la confianza. Es por esto que la confianza refleja la profundidad del viaje espiritual.” (Santo Tomás de Aquino, 9 de Octubre del 2008)

“Deseo que escribas esto…Te ayudaré a memorizarlo para que estas palabras estén siempre en tu corazón, donde pertenecen. Tal vez otros también se beneficien de ellas.”

“Yo soy tu constante.
Mi Amor por ti no cambia.
Mi Misericordia sobre ti no tiene fin.
Nada temas, más bien confía siempre en Mí.” (Jesús, 23 de Octubre del 2008)

“Confíen en Mí, y no vivan con miedo. Cuando ustedes confían en Mí, son un instrumento más dispuesto. No se distraigan por las amenazas de violencia a su alrededor. Mi gracia los espera en el futuro. Aquí es donde deben poner su confianza. Tengan fe en la Voluntad Proveedora de Mi Padre, la cual los guía lejos del peligro y hacia la seguridad del Corazón de Mi Madre.”

“Es por eso que Yo les digo: permanezcan fieles a la verdad del Amor Santo. Estén unidos en Amor Santo. De esta manera, ustedes no serán engañados por el error. Tendrán verdadera paz en sus corazones, incluso ante las dificultades. Tendrán la capacidad de confiar, de confiar en Mi Provisión Misericordiosa. Cuando viven de esta manera, se mitiga Mi Justicia sobre ustedes.” (Ga 5:16-25).” (Jesús, 5 de Diciembre del 2008)

“Una de las herramientas preferidas de Satanás es el miedo. El miedo deteriora el Amor Santo, pues deteriora la confianza. La falta de confianza también es una característica de falta de humildad, pues refleja un deseo de promover la voluntad propia y no esperar en la Voluntad de Dios.”

“Así que, con un movimiento de tu libre voluntad, permite que el Amor Santo tome dominio de tu corazón.” (Jesús, 16 de Diciembre del 2008)

“Deseo que conozcan la paz de vivir en completa confianza, misma que sólo puede llegar al corazón por medio de la rendición al Amor Santo. Su prosperidad y seguridad no provienen de ningún líder. Esto fluye del Amor Divino, de la Divina Misericordia y de Mi Divina Provisión que sólo puede llegarles por medio de su rendición confiada a Mí. No busquen en ninguna otra parte. No confíen en ningún otro sendero o liderazgo. Lo que no está basado en el Amor Santo, es falso y temporal. Cambien sus corazones y sus vidas para que todo se asemeje al Amor Santo.”

“Siempre confíen en Mi Provisión amorosa y misericordiosa; una no puede estar separada de la otra. Estos tres atributos están siempre juntos: amor, misericordia y Mi Provisión.” (Jesús, 5 de Enero del 2009)


“He venido para recordarte que Satanás, quien es la ausencia de paz, no domina al alma que confía en Mí y en Mi Divina Provisión. Un alma así no puede ponerse ni se pondrá nerviosa por las insinuaciones de Satanás sobre lo que puede suceder en el futuro. El alma que confía en Mí, sabe en su corazón que Yo tengo un plan mucho más grande que cualquier engaño o trampa del maligno.”

“La confianza requiere un alto grado de amor y humildad. Muchos problemas en el mundo actual se podrían superar si las almas confiaran menos en sí mismas a causa del orgullo, y confiaran más en Mí con humildad y por amor a Mí.”

“La confianza siempre está comprometida con la verdad de la Divina Voluntad Eterna de Dios. La Voluntad de Mi Padre siempre busca el Mayor bien, no la solución rápida. Por lo tanto, el alma que confía está siempre dispuesta a esperar los tiempos del Cielo, sabiendo muy bien que la condición humana es pasajera.”

“A través de la Bendición Completa de Nuestros Corazones Unidos, la confianza llega más fácilmente al corazón.” (Jesús, 19 de Enero del 2009)

“… dense cuenta de que el sendero al que Yo los llamo, ahora y siempre, es el sendero de la humilde y amorosa confianza. Comprendan que es Satanás quien trata de sacarlos de este sendero hacia las profundidades de la intranquilidad. Cuando estas tentaciones ocurran, diríjanse a María, Refugio del Amor Santo, y Ella los ayudará.” (Jesús, 19 de Enero del 2009)

“… no le dejen a la duda ni una parte del momento presente, pues esto es un espíritu, una tentación del mal que carcome su confianza y hiere Mi Sagrado Corazón. Cuando Satanás trate de tentarlos en esta forma, acudan a Mi Madre, Refugio del Amor Santo.” (Jesús, 9 de Febrero del 2009)

“He venido para ayudarle al mundo a comprender que el amor es la base de la confianza. La confianza no se desarrollará en el corazón si primero no está presente el amor. Cuanto más profunda la base del Amor Santo, más fuerte la estructura de la confianza.” (Santo Tomás de Aquino, 18 de Febrero del 2009)

“Llenen Mi Corazón con su confianza, pues Mi Corazón se siente vacío sin ella. Juntos, ustedes y Yo, lo podemos todo. No lo duden. ¡Oh, si tan sólo el corazón del mundo llegara a entender esto! El amor es la solución a los males del mundo. La confianza es el fruto del amor que ustedes tienen por Mí.”

“Llenen Mi Corazón con su confianza.” (Jesús, 9 de Abril del 2009)

“… los invito de nuevo a confiar profundamente en los planes de Dios para ustedes. No consideren la confianza como una cruz que deben cargar, sino como la llave al santuario interior de Mi Sagrado Corazón. La Voluntad de Dios para ustedes puede ser desconocida ahora, pero será revelada con el paso del tiempo. En el ínterin, su aliada es la confianza.” (Jesús, 1° de Mayo del 2009)


“Ustedes deben ser hijos de la luz, apoyando sólo la verdad; entonces Dios será su respaldo y su defensor. Así es como se confía, pues la verdad, que es el Amor Santo, es la base de la confianza.”

“…Más que nada, Yo busco su confianza, confianza en el viaje a la Divina Voluntad a través de los Aposentos de los Corazones Unidos; confianza en Mi llamado a la conversión en cada momento presente por medio de la aceptación del Amor Santo; confianza en Mi llamado continuo a que vengan a este lugar y participen de las gracias que se ofrecen aquí. Si Mi Misión aquí no fuera importante, no estaría bajo ataque...” (La Madre Bendita, 20 de Junio del 2009)

“… los invito con mucho amor a confiar en la Voluntad de Mi Padre para ustedes; pues Su Voluntad es siempre perfecta y siempre completa, aunque en el momento presente puede que no vean la magnitud de Su plan o el propósito de los acontecimientos que Él ha diseñado en sus vidas. Yo les digo que ustedes nunca se decepcionarán cuando vean en retrospectiva cada situación.” (Jesús, 7 de Agosto del 2009)

“… abandónense a Mí. Denme todo: sus fracasos, sus victorias, sus pecados, sus deseos. Confíen en la Mano de la Divina Providencia que actúa y les da todo cuando ustedes lo necesitan.” (Jesús, 2 de Octubre del 2009)

“Mi Provisión es perfecta en la Divina Voluntad del Padre. Algunas veces al alma sólo se le deja ver el reverso del tapiz de los planes de Dios. El alma ve la maraña de hilos, los cuales son el desarrollo de los acontecimientos, pero no ve la belleza del diseño completo. No ve cómo todos estos hilos se unen para formar el plan de Dios.”

“Aquí es donde debe intervenir la confianza. El alma debe confiar en que todos los acontecimientos que parecen no tener conexión se pondrán en su lugar para formar el hermoso diseño de la Divina Voluntad de Dios. Pues por medio de la Voluntad de Mi Padre, la belleza se puede formar en medio de lo más desagradable; se pueden hacer tesoros de la arena, y se puede dar fortaleza al más débil.” (Jesús, 20 de Octubre del 2009)


“La confianza en Mi Misericordia –la confianza en Mi Amor– impulsa al alma más rápido que cualquier sufrimiento en el Purgatorio. Esta preciada confianza se hace más profunda a medida que el alma avanza en Mi Corazón. La paz siempre es el barómetro de esta confianza. Cuanto más confíe el alma en sí misma, menos paz tiene. La paz genuina es el fruto de la confianza en la Divina Misericordia y en el Amor Divino.” (Jesús, 22 de Octubre del 2009)

“Yo nunca estoy en la voz del desaliento, del miedo, de la falta de perdón o de la desidia. Satanás le presenta todo esto al corazón humano, intentando usurpar el momento presente.”

“El alma tiene que utilizar el momento presente con confianza, confianza en Mi Amor y Misericordia. Cuando el corazón está saturado de confianza, Satanás no puede entrar y desviar los pensamientos, palabras y obras.”

“La confianza es la vestimenta de la Divina Voluntad de Mi Padre. El alma que está revestida así, está en paz, sin importar los acontecimientos del momento presente.” (Jesús, 22 de Octubre del 2009)

“En el mundo, ustedes tienen lo que llaman ‘diagramas de flujo’. Les doy ahora un diagrama de flujo Celestial.”

Divina Voluntad de Dios

Provisión de Dios

Amor Divino/ Divina Misericordia

Confianza

Paz

“El penúltimo paso –la confianza– debe fluir en ambos sentidos, hacia el alma y de regreso a Mi Amor y Misericordia.” (Jesús, 22 de Octubre del 2009)

“La falta de confianza es un signo de que cuestionan la Voluntad de Dios para ustedes. La falta de confianza produce falta de paz. Tomen en serio estas cosas ahora. Luego estén en paz.” (La Madre Bendita, 26 de Octubre del 2009)

“... esta noche, como nunca antes, los invito a una mayor confianza; confianza en Mis planes para esta Misión, confianza en Mis planes para el futuro de ustedes. No permitan que Satanás les inculque dudas con panoramas de ‘que tal y si’, más bien vuelvan siempre a Mi Sagrado Corazón, y Yo los ayudaré y los auxiliaré para confiar más profundamente.”(Jesús, 4 de Enero del 2010)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. Dime que confías en Mí.”

Maureen dice: “Confío en ti.”

Jesús sonríe. “En tu confianza está tu amor. Cuando tú confías, te abandonas a Mí. Entonces Yo puedo usarte al máximo. Ni la imaginación más extraordinaria ni el intelecto más elevado podrían concebir el poder que genera tu confianza en Mí. Tu confianza me da la libertad de actuar sin pretensiones humanas. Tu confianza libera la Mano de la Providencia; por ende se envía un torrente de gracia a la tierra.” (Jesús, 9 de Enero del 2010)