LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

Obstáculos y Tentaciones

“Si hay mucho orgullo en un corazón, es muy fácil que Satanás utilice a la persona como su herramienta dispuesta, pues el orgullo (el sello de Satanás) engendra la falta de perdón.  La falta de perdón engendra amargura.  La amargura es el enemigo que conduce a la calumnia, la detracción, la ira y muchos otros obstáculos en el sendero del Amor Santo."

"Las almas que prestan poca atención a la dirección en que están siendo conducidas son presa fácil de las mentiras de Satanás.  No pueden dejarle a Satanás ningún momento presente.  Esto es lo que conduce a la entrada de Satanás al momento presente: los resentimientos, los celos, la ambición, la lástima de sí mismo y un espíritu de competencia.  Si el alma no busca estos signos en su corazón, Satanás ganará muchos momentos presentes."

"Muchos que desean hacerse más importantes se encontrarán empequeñecidos a través de la gracia del Corazón de Mi Madre, pues Yo no vengo a conducirlos a la grandeza en esta vida, sino en la próxima."
(Jesús, 15 de Febrero del 2000)

“He venido para poner al descubierto los obstáculos más comunes del alma que decide elegir por primera vez el Amor Santo.  Algunas veces estos son obstáculos que permanecen en el alma durante todo su viaje espiritual, pues el alma no los reconoce."

“Lo primero es la falta de perdón, lo cual da el mal fruto de un corazón amargado.  Así, cuando al principio eliges la santidad, tienes que perdonar a todos.  Si no lo haces, la vida virtuosa se te escapará."

"El siguiente obstáculo es el de juzgar a los demás.  Ésta es una trampa abierta de Satanás y se deriva del fariseísmo, una forma de orgullo espiritual.  Este error tiene una hermana, que es la envidia espiritual.  Un alma nunca debe comparar su progreso espiritual con otra."

"Otro obstáculo más en el viaje espiritual es el desaliento.  Cuando las faltas del alma le son reveladas, en lugar de superarlas en el momento presente, puede ser tentada a vivir en el pasado o en el futuro.  Pero el dolor por el pecado pertenece al presente en donde el alma entiende la plenitud de Mi Misericordia.  Por lo tanto, en el presente, el alma confía que Mi Misericordia sobre su pasado remueve su culpa para siempre."

"Entiende que Satanás no quiere tu santidad.  Él está ansioso de que el alma elija cualquier obstáculo a través de la voluntad propia.  Ten cuidado de sus acciones y sus trampas.  Descúbrelas y evítalas."
(Jesús, 24 de Marzo del 2000)

"La persona prudente entiende su propio corazón.  Prudentemente evita las tentaciones y los excesos.”
(Jesús, 9 de mayo del 2000)

“Cuando meditas sobre Mi Pasión y Muerte, puedes vencer las tentaciones de Satanás en el momento presente."
(Jesús, 11 de septiembre del 2000)

“El alma que cede a las tentaciones en contra de la confianza encuentra disminuida la gracia en su alma.”
(Jesús, 3 de octubre del 2000)

“…he venido para ayudarlos a comprender que este viaje a las profundidades de los Aposentos de Mi Corazón está lleno de obstáculos para aquel que no rinde su propia voluntad.  Alguien así está entregado al orgullo y al amor propio, y no está dispuesto a ver sus propias faltas y áreas de debilidad.”
(Jesús, 30 de diciembre del 2000)

“Deseo que esta espiritualidad abra nuevas puertas y cree senderos libres de obstáculos que conduzcan a lo profundo de Nuestros Corazones, a la unión con Mi Padre.  Éste es un viaje que el débil de corazón no soportará bien.  Es un llamado al conocimiento propio, un llamado a remover cualquier obstáculo que retenga al alma de un amor más perfecto."
(Jesús, 1º de enero del 2001)

“La falta de confianza en Mí es un obstáculo en el camino del amor.  El alma reemplaza la confianza en Mí con la confianza en su propio esfuerzo.  Si confían en Mí, su fe será recompensada.  Pero si dudan de Mí, su viaje será menos favorecido por la gracia."
(Jesús, 2 de enero del 2001)

“Los obstáculos más grandes para la santidad se revelan por medio de los esfuerzos del alma para proseguir en los Aposentos de Mi Corazón.  A medida que estos obstáculos se revelan, el alma necesita cooperar con la gracia para superarlos."
(Jesús, 18 de enero del 2001)

“El que no confía en Mí no puede comprender Mi Amor y Misericordia.  Alguien así no puede perdonarse completamente a sí mismo o a los demás.  Este obstáculo impide el progreso del alma a través de los Aposentos de Mi Corazón."
(Jesús, 20 de enero del 2001)                                                                                                 
“…el sendero de su rendición está lleno de obstáculos; obstáculos con los que Satanás quisiera que ustedes tropezaran.  Comprendan que la humildad es la verdad.  Satanás quisiera que tropiecen con sus mentiras para que no puedan encontrar el camino de la rendición pacífica a Mi Sagrado Corazón.  Si ustedes usan el Amor Santo como la máxima de toda verdad, estas trampas serán notables para ustedes."
(Jesús, 29 de enero del 2001)

“El alma acepta y crea sus propios obstáculos en este viaje espiritual.  Puede ser un amor desordenado por el mundo, por su propia opinión o por su reputación.  La mayoría de las veces es la falta de perdón que surge al juzgar secretamente a los demás."
(Jesús, 19 de febrero del 2001)

“…es el alma misma la que pone obstáculos sobre su sendero de rendición por medio de sus deseos y opiniones.  Estos obstáculos a los que elige aferrarse, dan los frutos de pensamientos retorcidos, celos, miedo y ansiedad.  El alma que me da todo a Mí -confiando en Mi Provisión- será elevada en libertad y llevada rápida, segura y gozosamente a través de los Aposentos de Mi Divino Corazón."
(Jesús 9 de marzo del 2001)

Hay muchos que me buscan afuera pero no me encuentran.  No reconocen los obstáculos que yacen entre ellos y Yo; por lo tanto, no pueden superarlos.  Verdaderamente Yo te digo: conocer lo que obstruye el camino a Mi Corazón es una gran gracia.  A algunos se les muestra esta gracia pero la rechazan, no quieren admitir que tales obstáculos son parte de su propio corazón.  Pero a quien se le ha dado esta gracia y la acepta, Yo lo llevo más profundamente a Mi Sagrado Corazón."
(Jesús, 6 de abril del 2001)

"El alma valiente es como una pequeña flor que florece en medio de las piedras y los obstáculos de la vida.  No es vencida ni desanimada por todo lo que la rodea, el alma valiente vuelve su rostro hacia Mí y alcanza la plenitud de la salvación.”
(Jesús, 13 de agosto del 2001)

“…cuando ustedes vencen sus tentaciones hacia el pecado, apresuran Mi Victoria tanto en sus corazones como en el mundo.  Tomen tiempo, entonces, para percatarse sobre cómo Satanás los está entrampando en ciertos hábitos de pecado, y juntos seremos victoriosos."
(Jesús, 27 de agosto del 2001)

“El obstáculo para la perfección es siempre un amor propio desordenado.  Es decir, el alma ama su propia voluntad en algún área de su existencia más que la Voluntad de Dios para ella."
(Santa Teresita del Niño Jesús, 1º de octubre del 2001)

"El Corazón de Mi Madre es el Amor Santo, la Ley del Amor a la cual todos están llamados.  La Llama de Su Corazón no consume, sino que transforma.  Es una Llama purificadora, liberando al alma de todo obstáculo que se encuentra en el camino para un amor más perfecto."
(Jesús, 13 de octubre del 2001)                                                                                               


“He venido para hablarte hoy sobre la tentación.  La tentación es la prueba de la virtud.  Sin la prueba -sin la tentación- el alma no puede practicar la virtud y no puede ser perfeccionada en la virtud en la que está siendo probada.  Por lo tanto, la tentación puede traer el bien o el mal de acuerdo a la respuesta del alma.”

“Entonces, la elección que cada alma hace al afrontar la tentación es lo que determina su profundidad en este viaje dentro de los Aposentos de los Corazones Unidos. La profundidad del amor en el corazón es lo que determina la respuesta a cada tentación.”

“Déjame explicar: si tú tienes gran amor a  Dios y al prójimo en tu corazón (Amor Santo), querrás, a toda costa, evitar lastimar a Dios y al prójimo.  Por lo tanto, suponiendo que eres tentada para ser impaciente, tú practicarás la paciencia al afrontar la tentación.  Entonces observa, la Voluntad Permisiva de Dios es lo que permite que la tentación llegue a la vida de cada uno, porque Él desea que sean fuertes en la virtud.”
(Santo Tomás de Aquino, 1º de diciembre del 2001)

“He venido para mostrarte la importancia de vencer las tentaciones en tu vida.  Cada alma es probada en el viaje a los Aposentos de Nuestros Corazones según su fuerza.  La prueba, o la tentación, pueden convertirse en fuerza o en debilidad de acuerdo a la respuesta del alma, pero el alma nunca es probada más allá de su capacidad de decir 'sí' al Amor Santo."

"Si tú visualizas todas las tentaciones como una escalera subiendo a Mi Corazón, entonces entenderás mejor lo que te estoy diciendo.  Cuando el alma cede a la tentación, se deshace el escalón bajo sus pies, y retrocede.  Pero cuando el alma vence una tentación por sus esfuerzos y la gracia del Cielo, ella sube el escalón que está bajo sus pies y avanza hacia Mi Corazón."

"Cada alma tiene que orar pidiendo la iluminación en cada momento presente a fin de que se vuelva consciente de las formas en que está siendo tentada."
(Jesús, 3 de diciembre del 2001)

“El intelecto puede ser un gran obstáculo, yo te digo, a menos que sea humildemente sometido a la Voluntad de Dios.”
(Santo Tomás de Aquino, 22 de marzo del 2002)


“…los invito a la perseverancia paciente frente a toda oposición.  Ustedes podrán vencer los obstáculos de esta forma.”
(Jesús, 5 de junio del 2002)

“Frecuentemente no reconoces Mis herramientas, aunque puedes sentir su filo.   Mis herramientas son las tentaciones y las pruebas.   Cada vez que pasas una prueba en la virtud, esto se convierte en una nueva faceta de la joya de tu corazón.”
(Jesús, 17 de junio del 2002)

“Permíteme que abrace tu corazón.   Permíteme ser tu Porción.   Tus enemigos están cayendo a tu alrededor.   Son desarmados por sus propias concesiones.   Toma Mi Mano y te guiaré gentilmente y con seguridad sobre cualquier obstáculo.”
(Jesús, 21 de junio del 2002)                                                                                                   

“…el alma debe llegar a conocerse mejor, corrigiendo las áreas que se han convertido en puertas de tentación para su alma."

"Y, por eso, solamente a través de la gracia del Cielo es como pueden progresar a través de los Aposentos de los Corazones Unidos.  Pidan la ayuda del Cielo, y la recibirán."
(Jesús, 4 de octubre del 2002)

“…cuando ustedes ceden a la tentación de tener miedo, como Satanás lo hubiera tenido, se forma un rompimiento entre sus corazones y el Amor Divino. Yo deseo que busquen el refugio del Inmaculado Corazón de Mi Madre y que no dejen que Satanás los perturbe por lo que puede haber en el futuro. Confíen en Mí."
(Jesús, 21 de octubre del 2002)


“…el camino al que los atraigo es, con frecuencia, desalentador. No es suave y sin obstáculos. A menudo es escabroso y cubierto de muchos engaños y trampas del adversario. Pero les estoy dando la gracia que necesitan para avanzar.”
(Jesús, 28 de octubre del 2002)


“Lo que se opone al amor a Dios y al prójimo, siempre está arraigado en el excesivo amor por sí mismo.  La persona cede a las tentaciones porque ve que eso lo beneficiará de alguna manera.  Por lo tanto, ama más al pecado que a Dios y al prójimo, y se pone primero a sí misma antes que el Amor Santo."
(Santo Tomás de Aquino, 2 de noviembre del 2002)

“…sé obediente a la ley del amor. Cualquier cosa que se oponga a esta ley, reconócela como una tentación del adversario.  Entiende que Satanás raramente viene como él mismo, más bien, muy frecuentemente, viene bajo el disfraz de algo bueno. Es por esto que te digo que el Amor Santo debe prevalecer en cualquier caso."
(Jesús, 22 de enero del 2003)


“…el adversario es quien te tienta al desaliento. Éste es uno de los obstáculos que él pone a lo largo del sendero hacia el cumplimiento de la Voluntad de Dios. El que se desalienta no puede orar con un corazón lleno de esperanza, y es tentado a perder de vista la meta victoriosa."
(Jesús, 19 de febrero del 2003)

“La impaciencia y la ira son otros obstáculos que también tienen su raíz en demasiado interés en sí mismos: 'pobre de mí, mira lo que me sucede'."

"Los celos y el amor de los bienes mundanos presentan otro obstáculo.”
(Jesús, 24 de marzo del 2003)                                                                                                


“Pero cuando no rinden los momentos presentes en los que permiten que las distracciones entren en su corazón, el sendero se vuelve oscuro y se llena de obstáculos.  Por lo tanto, centren sus corazones y sus vidas en el Amor Santo y Divino para que no tropiecen."
(Jesús, 31 de marzo del 2003)

"Dense cuenta del poder de Mi Nombre, de hecho, dense cuenta del poder de llamar a su Jesús en tiempos de tentación y prueba. Cuando dicen Mi Nombre, todo el Cielo presta atención. El poder de Mi Preciosa Sangre los cubre y hace desvanecer al mal.”
(Jesús, 5 de junio del 2003)

“Mi gracia es más fuerte que cualquier trampa, ataque o tentación de Satanás. Estén cerca de Mí con el rosario, con muchos sacrificios y con profunda confianza. Su Madre no los olvidará. Cuando menos lo esperen, la gracia vendrá a su rescate."
(La Madre Bendita, 27 de junio del 2003)

"La falta de perdón es el mayor obstáculo pues engendra amargura y odio.  Otro lazo más sutil e insidioso son los celos.”…”La murmuración y el pecado de difamación son una forma de celos porque este pecado intenta minimizar al otro mientras él mismo se está edificando.”
(Jesús, 1º de noviembre del 2003)

"En el mundo de hoy hay muchos obstáculos para la fe. El más grande de ellos es que Mis hijos no reconocen la verdad.”
(María Protectora de la Fe, 21 de enero del 2004)

“El poder y la riqueza, incluso la buena reputación, no significan nada para Mí.  En verdad, muchas veces éstos son obstáculos para la Divina Voluntad.  Abandonen todas estas cosas y Yo los ayudaré a entrar en el Amor Santo y Divino.”
(Jesús, 19 de junio del 2004)

“…el desánimo es una tentación, una tentación que ustedes deben evitar y a la cual no deben ceder.  El alma que cede al desánimo muestra una falta de confianza en Mi Divina Provisión y en la Eterna Voluntad de Mi Padre.  Todo esto sucede debido a una falla en el Amor Santo.  Por ello, ustedes deben entender que el Amor Santo es el apoyo que necesitan ante cualquier tentación, especialmente ante el desánimo."
(Jesús, 30 de agosto del 2004)

“Cada momento presente trae consigo la gracia para seguir el camino de la rectitud a través del Amor Santo o la tentación para pecar.  El alma debe elegir.”
(Jesús, 5 de diciembre del 2004)                                                                                             


“El enemigo hace las siguientes sugerencias para sentirse más santo que los demás, que son tentaciones para el orgullo y el espíritu:”

“—Soy santo porque Dios me ha dado tal o cual cruz.  Vean como sufro.  Dense cuenta de lo bien que llevo mi cruz.”

“—Dios me inspiró para hacer tal o cual cosa porque soy muy santo.  He logrado hacer esto o aquello mejor de lo que ninguna otra persona podría haberlo hecho.  Dios trabaja a través de mí.”

“—Tengo tal y cual don (discernimiento, sanidad, etc.).   He sido elegido especialmente y la gente debe saberlo para que yo pueda utilizar este don.”
(Santo Tomás de Aquino, 13 de enero del 2005)


“Exploremos el Sexto Aposento, el Corazón de Dios.  En este Aposento, el Corazón de Dios cobra vida en el alma.  Entonces, el alma se convierte en un sagrario viviente de la Divina Voluntad.  Un alma como ésta siempre está en paz porque ha superado la tentación del orgullo que lleva a la impaciencia, a la codicia, a los enojos y a todo tipo de libertinaje que tiene su origen en el orgullo.”
(Santo Tomás de Aquino, 28 de enero del 2005)


“Dense cuenta de que todas sus dudas son una tentación para transigir.”
(Jesús, 4 de febrero del 2005)


“…te invito a que entronices dentro de tu corazón la Divina Voluntad de Mi Padre Eterno.  Hazlo aceptando todo lo que te venga en cada momento presente.  Esto no significa que aceptes las tentaciones, sino que las veas como una oportunidad para crecer más en santidad al rechazar las tentaciones.”
(Jesús, 8 de febrero del 2005)


            “Padre Celestial, deseo vivir en tu Divina Voluntad
            en cada momento presente viviendo en Amor Santo de
            pensamiento, palabra y obra.”

            “Cuando esté distraído o sea tentado, le pido a mi ángel de la guarda
            que me recuerde el momento presente para que
            yo pueda santificar cada momento a través del Amor Santo.  Amén.”
(Jesús, 30 de julio del 2005)


“Mi Madre está guiando a este grupo con el Rosario de los No Nacidos.  Ustedes están siendo guiados hacia adelante para que nunca tropiecen y para que nunca sean vencidos por los obstáculos.”
(Jesús, 7 de octubre del 2005)


“…cada alma que está en el Primer Aposento tiene tentaciones únicas.  Debe orar cada día para que le sean mostradas.”
(Santo Tomás de Aquino, 9 de diciembre del 2005)


“…deseo que no exista ningún obstáculo entre sus corazones y Mi Sagrado Corazón.  No permitan que exista ninguna otra cosa entre nosotros excepto amor, nada del pasado, nada en el presente, ni pecado ni distracción, y ninguna preocupación sobre el futuro.  Con su libre voluntad, simplemente ámenme.”
(Jesús, 7 de abril del 2006)


“…existen numerosos obstáculos en el sendero del Amor Santo, muchos de los cuales son colocados allí por ustedes mismos a través de su libre voluntad.  Así que, esta noche, en este momento presente, practiquen el entregarme su corazón y su voluntad, y Yo les daré a ustedes el Amor Santo.”
(Jesús, 17 de abril del 2006)                                                                                                   


“La forma de luchar contra la tentación es mantener siempre a la Divina Voluntad en el centro del corazón.  Contempla cómo la Divina Providencia se encarga de la apariencia, la reputación y de cualquier error.  Confía en esto.  Desea únicamente agradar a Dios, y este deseo se cumplirá.”
(Santo Tomás de Aquino, 9 de mayo del 2006)


“…las almas que se acercan a Mí… Satanás las tienta en formas que ellas no reconocen.   Revolotean de una tentación a otra, poniéndose a sí mismas en peligro espiritual.   Frecuentemente, cuando extiendo la Mano para rescatarlas, ellas me ignoran.”
(Jesús, 5 de agosto del 2006)


“…si ustedes no reconocen el portal por el que Satanás entra con sus tentaciones para alcanzar los lugares más recónditos de sus corazones, si ustedes no reconocen el sendero al que él los atrae con sus malignas inspiraciones, entonces ustedes le están dando libre dominio en sus corazones y en sus vidas.”…”Ustedes deben orar pidiendo sabiduría para reconocer y conocer al enemigo; entonces estarán preparados para su siguiente ataque y él no los hará tropezar.”
(San Juan María Vianney, 11 de Agosto del 2006)


“…oren para que se les aclare cualquier defecto dentro de su propio corazón que se presente como un obstáculo para vivir en la verdad del Amor Santo.  Una oración así me agrada.”
(Jesús, 5 de enero del 2007)


“…dense cuenta de que puede haber muchos obstáculos entre el corazón de ustedes y el Mío.  Sus corazones pueden estar divididos por el amor al mundo, el amor a la reputación, el amor a su apariencia; pero ciertamente, las armas más grandes que Satanás usa son estas: la culpa, la ansiedad y la preocupación.  Con ellas él destruye la confianza y el amor de ustedes por Mí y por la Divina Voluntad.  Por lo tanto, vigilen sus corazones y reconozcan los ataques de Satanás.”
(Jesús, 25 de marzo del 2007)


“La relación del alma con Dios se debilita cuando hay una ruptura en la confianza.  Entonces Satanás tiene una oportunidad para lanzar sus ataques con todo tipo de tentaciones —tentaciones contra la fe, la esperanza y el amor— tentaciones hacia el desánimo, la impaciencia, la envidia.  Todas estas tentaciones sólo pueden ser tan fuertes como la falta de confianza en el corazón, la cual está en proporción directa a la falta de Amor Santo en el corazón.”
(Jesús, 27 de marzo del 2007)


“Abran sus corazones y síganme, sigan dócilmente a su Creador.  No acumulen, por orgullo, obstáculos para ustedes y para los demás.”
(Dios Padre, 13 de julio del 2007)                                                                                            


“Nunca piensen en qué Aposento se encuentran ustedes, ni en qué Aposento está el otro.  Ésa es una tentación del orgullo.  Sólo el Señor puede interpretar eso.”
(Santo Tomás de Aquino, 18 de julio del 2007)


“La rendición de Jesús en Getsemaní fue completa y perfecta.  Pero, Él tuvo que rendirse continuamente a la Voluntad de Su Padre a lo largo de Su Pasión.  Es así porque Satanás trató de tentarlo para que se bajara de la Cruz.  No es diferente con  la rendición que cada alma le da a Jesús en cada momento.  Satanás trata de tentar al alma para que rechace la cruz; cuanto más grande la cruz, más grande la tentación.”

“Recuerda, Jesús tuvo ángeles que lo ministraron después de Su rendición a la Voluntad de Su Padre.  Cada alma tiene junto a ella a su ángel de la guarda ayudándola a rendirse y sosteniéndola frente a cada tentación de abandonar su rendición.”
(Santa Margarita María Alacoque, 27 de octubre del 2007)


“El alma que rechaza la cruz ha aceptado los obstáculos para su santidad personal.”
(Jesús, 30 de noviembre del 2007)


“Querido Jesús, aumenta el Amor Santo en mi corazón así como multiplicaste los panes y los peces.  Cambia mi corazón para que sea un vaso puro de confianza justo como cambiaste el agua en el mejor vino.”

“Mira mi corazón como miraste dentro del corazón de la mujer en el pozo, y remueve cualquier obstáculo que obstruya el Amor Santo en mi corazón.  Amén.”
(Jesús, 26 de diciembre del 2007)


“… cualquier renuencia de su parte para propagar estos Mensajes de Amor Santo y Divino es una tentación de Satanás para suprimir esta Misión.  Anímense en la verdad."
(5 de enero del 2008)


“Jesús, yo confío en Ti.  Sé que Tú me amas.  Deseo que desaparezcan todos los obstáculos entre nosotros.  Quita de mi corazón cualquier pizca de rencor a fin de que pueda ser yo completamente Tuyo.”

“Ayúdame a perdonar a los que me han lastimado, a los que me han calumniado, a los que han murmurado sobre mí, a los que han sentido celos de mí, a los que me han robado o que de alguna manera han abusado de mí.  Después, sumérgeme en lo profundo de Tu Sacratísimo Corazón.  Cúbreme con Tu Preciosísima Sangre.”

“No permitas que me resista otra vez a Tu Amor por mi falta de perdón a los demás.  Amén.”
(Alanus, 6 de marzo del 2008)


“La libre voluntad del alma es el obstáculo que Satanás intenta utilizar para desanimar este Amor Unitivo.”
(Jesús, 2 de abril del 2008)


“En este viaje a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos, es mejor ser autocrítico y no criticar a los demás. Cuando critican a los demás, el amor propio está en acción.  Ustedes son tentados a sentir que saben más.”
(Jesús, 13 de agosto del 2008)