LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

Yo soy El pan de Cada Día


YO SOY EL PAN DE CADA DIA
Agosto 17/2004 10:45 PM

Hijos míos: Yo soy el pan de cada día. Yo soy el pan de cada día que se os da espiritualmente en cada sacrificio incruento de la Santa Misa. Yo soy el pan de cada día que se os da físicamente en cada Cena Pascual. Yo soy el pan de cada día que se hace vida en vosotros, que alimenta vuestro espíritu y da luz a vuestros sentidos.

Yo soy el pan bajado del cielo, que se quedó con vosotros. Si supierais cuán grande es el misterio de la “Transubstanciación”, de la carne y el espíritu, encerrados en mí hostia ¡Entonces comeríais mí cuerpo y beberíais mí sangre, con verdadera entrega y amor y en fe sentiríais mí presencia espiritual en vosotros!

El pan que os doy es “Mi cuerpo y Mí sangre, que por amor a vosotros, se quedó en la forma de una Hostia consagrada”. “Cada vez que coméis de mí cuerpo y bebéis de mí sangre, estáis recordando mi cena pascual”. “En cada Hostia consagrada me ofrezco como Cordero inmolado a la humanidad”.

En cada Hostia consagrada; “estoy vivo y real”. Me doy a vosotros por amor, me entrego por amor; para que vosotros renazcáis a la vida del espíritu. Si supierais cuán grande es mí amor y cuán manso y humilde soy ¡entonces, apreciaríais el regalo de cada Eucaristía! Yo soy vuestro Maestro y Cordero, que me hago alimento espiritual y material para seguir redimiéndoos.

¡Si la humanidad comprendiera el significado tan grande que encierra cada Hostia consagrada! ¡Entonces cenarían conmigo con más frecuencia! Hijos míos: soy Yo el que me doy a vosotros, en la sencillez y la humildad de cada Hostia consagrada. Ahí estoy física y espiritualmente. En cada Hostia me transfiguro y por amor a vosotros me hago manso; por amor a vosotros ilumino vuestra oscuridad y limpio vuestro pecado por amor a vosotros; y cuando me abrís sinceramente vuestro corazón, “Yo entro y moro en vosotros”.

Yo soy el pan bajado del cielo que coméis a veces indignamente; ¡Cómo me duele vuestro desprecio y vuestra falta de conciencia!

No alcanzáis a comprender el misterio del amor que se encierra en cada comunión. Cada que cenáis, libres de pecado, Yo me hago vida con vosotros, pero cuando me recibís indignamente ó en la mano, no sabéis el desprecio y la ofensa tan grande que me hacéis. Si yo soy amor y por amor me entregué y me sigo entregando, entonces ¿Por qué me seguís tratando cual si fuera, no vuestro Dios, sino el peor de los hombres? Muchos comen mí Cuerpo y beben mí Sangre, sin haber limpiado antes su casa de mercaderes y de pecado. ¡Oh, que ofensa y agravio me hacéis!

En verdad os digo que todo aquel que come de mi cuerpo y bebe de mi sangre, en pecado mortal o indignamente, “ES REO DE CULPA Y SE ESTA COMIENDO El CUERPO Y BEBIENDO LA SANGRE DE SU PROPIA CONDENACION”.

¡Cuántas comuniones sacrílegas hacéis! ¿No habéis tomado conciencia de que es mí Espíritu y mí Cuerpo el que entra en vosotros? ¿El que se da por amor? ¿Entonces por qué tanto desamor si Yo vengo a romper vuestras cadenas y a liberaos del yugo de pecado? ¿Entonces, por qué no me recibís como a vuestro libertador y Señor? ¿Por qué no me abrís las puertas de vuestro corazón y vuestra alma? ¡Limpiaos y aseaos de toda mancha y de todo pecado para que podáis cenar conmigo! ¿Qué responderéis mañana cuando os juzgue por vuestra falta de caridad, sinceridad y compromiso, por todas vuestras comuniones sacrílegas e indignas que hacen llorar mí Espíritu? Os dejé el sacramento de la confesión para que os bañarais de vuestros pecados y fuerais purificados y aseados de toda mancha, con el sacramento de la comunión, pero cuántos de vosotros, ¡Millones! no entienden el significado que encierra cada Hostia consagrada. “En ella estoy Yo vivo y real dándome como cordero inmolado”.

¡Pobres hijos míos! ¡Hasta cuándo os tendré que soportar!

¡DESTESTO CADA COMUNIÓN EN LA MANO! VUESTRO MAESTRO Y SALVADOR QUE DECÍS QUE SOY ¿SI MERECE TAN VIL DESPRECIO? ¡HIJOS INSENSATOS! ¿NO SABEIS QUE CON ESA ACTITUD SE ENTRISTECE MI ESPIRITU Y LLORAN MIS ANGELES EN El CIELO ANTE SEMEJANTE DESFACHATEZ? ¡QUE IGNORANTES SOIS Y QUE POCO VALGO PARA VOSOTROS! Mañana cuando os llame a la puerta y os recuerde vuestros desprecios ¿Qué me contestareis? ¡Pensadlo bien hijos míos! ¡Cambiad tal actitud para conmigo! para que después cuando lleguen al tribunal supremo, no tengáis de que lamentaros, porque también entonces seréis tratados de la misma manera y la puerta se os cerrará y tampoco tendré caridad y compresión, así como no la tenéis conmigo. Os lo repito:

“Si no cambiáis, yo tampoco tendré compasión con vosotros, cuando llegue vuestra hora”. “YO SOY El PAN VIVO BAJADO DEL CIELO QUE SE OS DA EN CADA HOSTIA CONSAGRADA”. Pensadlo y meditadlo Y cambiad de actitud para que cuando os presentéis ante Mí; no tengáis de que lamentaros. “Porque en verdad os digo que seréis tratados también como reos de culpa”. ¡Pensadlo bien hijos míos! Y no hagáis entristecer más mí Espíritu. “OS ESPERO PARA QUE CENEMOS JUNTOS. YO SOY El CORDERO INMOLADO, JESUS SACRAMENTADO.

ARMADURA ESPIRITUAL PARA ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS
ROSARIO DE JESÚS El BUEN PASTOR

Se empieza con un Credo y un Padrenuestro. Luego se dice: “Yo soy el Buen Pastor, y el Buen Pastor da la vida por sus ovejas”.

En cada decena se dice: “Oh Buen Pastor”. Y se contesta: Sed nuestro amparo y nuestro refugio. (10 veces). Al terminar cada decena se reza un Padrenuestro y se vuelve a empezar como al principio. Al terminar el Rosario se reza el Salmo 23.

ORACIÓN A LA DIVINA VOLUNTAD

Oh Divina Voluntad: Amor y misericordia infinita del Dios uno y trino, sed favorable a mí, pequeña criatura indigna de vuestra gracia, pero llena de esperanza en Vos, sublime esencia, sublime magnificencia, sublime voluntad.

Dadme una pequeña gota de tu riqueza inefable y sed propicia a mi petición. Derrama Divina Voluntad sobre mí mi familia, la bendición que tanto espero. Hacer petición. Te lo pido, en el nombre de Dios Padre (bendición), en el nombre de Dios Hijo (bendición), en el nombre de Dios Espíritu Santo (bendición). Que todo sea para (a gloria de la Santísima Trinidad y bien de nuestras almas. Amén.

ROSARIO A LA DIVINA VOLUNTAD

Se comienza con un Credo y un Padrenuestro. Luego se dice: “Oh Divina Voluntad, que todo lo puedes, que todo lo creas, que todo lo das”. Oh Divina Voluntad, enséñanos a cumplir y a aceptar los designios de Dios.

En cada decena se dice: Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. Y se contesta: Como era en el principio, es ahora y siempre, por los siglos de los siglos amén. Y así sucesivamente hasta terminar las cinco decenas. Este rosario a la Divina Voluntad, se hace después de la Coronilla de la Misericordia, para que tenga mayor poder de intercesión ante la Santísima Trinidad. Dad a conocer mis rosarios y oraciones y propagadlos, hijos míos. Jesús el Buen Pastor.
María del Rosario

EN VUESTRA MENTE ESTA LA ESCLAVITUD O LA LIBERTAD
Septiembre 26 2006 2:30pm

Hijos míos: no teman, ni se impacienten, la vida es corta y pasajera todo tiene un comienzo y un final aquí en la tierra.

El hombre es brizna, hierba, nace, crece y comienza a morirse, ¿para qué entonces amargar vuestra existencia? la felicidad está en el cambio de actitud; en desechar la cizaña que hay en vuestras mentes, representada en falsos pensamientos y falsas imaginaciones, que hacen de los hombres seres tristes y amargados.

En vuestro cerebro nacen los pensamientos y en vuestros pensamientos está la felicidad ó la tristeza, de vosotros depende ser libres o esclavos. Todo buen pensamiento conlleva a una buena acción; todo pensamiento positivo libera el cuerpo, la mente y el espíritu, y proyecta al hombre hacia el logro de sus objetivos. Si decís ser hijos de Dios, ¿Por qué os dejáis llevar por las mentiras y las dudas? No sabéis que mi adversario lo que busca es manteneros en la esclavitud y el pecado? Pensad positivamente, rechazad toda la mentira en vuestras mentes, cubrirla con mi Sangre; cuando seáis atacados con falsos pensamientos o falsas imaginaciones, decid: “llevo todo pensamiento cautivo a la obediencia de Cristo Jesús” (2 Corintios 10,5).

Aprended pues hijos míos a pensar positivamente para que seáis libres y felices y podáis permanecer en mi paz.

Os regalo estas oraciones de limpieza mental, para que lo hagáis mañana y noche, tened en cuenta que primero debéis perdonar y perdonaros, sin perdón no hay sanación. Permanecer en mi amor, amaos y perdonaos los unos a los otros, como yo os amo y perdono.

ORACIONES DE LIMPIEZA MENTAL CON LA SANGRE DEL CORDERO DE DIOS

Oh Sangre del cordero de Dios:
Aparta de mi mente todo mal pensamiento, purifica mis acciones y movimientos.

Que tu Sangre Señor Jesús, limpie la oscuridad que hay en mi mente y me libere de toda mal acción y pensamiento. Amén.

Oh Sangre del cordero de Dios: Derramada en la Pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, fíltrate por mi mente y destruye todo mal pensamiento y toda falsa imaginación, que el enemigo de mi alma quiere ponerme para robarme la paz. Que el escudo de tu Sangre redentora Señor Jesús, proteja mi mente y mis pensamientos de todo dardo incendiado del maligno. Te lo pido Sangre Divina, se mi amparo y protección en todos mis caminos. Amén.

Soy vuestro Pastor y Maestro, JESUS El BUEN PASTOR.

Dad a conocer mis mensajes hijos míos.

El EXORCISMO DE LEON XIII
(Armadura poderosa contra las fuerzas del mal)
Septiembre 12 de 2007 2:10 P.m.

Hijos míos: haced el Exorcismo de mi amado Arcángel Miguel, dictado a mi siervo el Papa león XIII, todas las veces que podáis y propagad su devoción. Si supierais hijos míos las gracias y la protección que os brindo a través de esta poderosa armadura, ¡si lo supierais!, ¡entonces la utilizaríais más frecuentemente y propagaríais su devoción! Yo, vuestro Padre, a través de mi amado Arcángel Miguel., expulso y protejo de toda fuerza del mal a todos aquellos que hagan y propaguen su devoción. De los lugares donde se practique esta devoción el demonio huirá y ninguna fuerza del mal os podrá tocar.

Todo aquel que ore con fe y en gracia de Dios el exorcismo de mi Amado Arcángel, se convierte en soldado de mi ejército aquí en la tierra; es poderosa armadura contra el ejército de satanás y sus demonios; hacedlo después del rezo del Santo Rosario, para que veáis cuán grande poder os doy. Pregonad su devoción y os concederé indulgencias especiales. Os lo prometo.

Todo aquel que practique esta devoción tendrá la protección de mi Arcángel Miguel, y él, mi amado Príncipe, lo acompañará en todos sus caminos. Ni los demonios, ni las pestes, ni las tragedias, ni las catástrofes, ni las tempestades, ni el hambre, tocarán a las puestas de aquellos que oren con el exorcismo. Mi Arcángel será intercesor en esta vida y en la eternidad de todos aquellos que sean sus devotos. Hacedlo extensivo a vuestros familiares, parientes, vecinos, amigos y en general al mundo entero, para que las fuerzas del mal sean desterradas de la faz de la tierra. Uníos en oración al Corazón Inmaculado de María y a mis ejércitos Celestiales; rezad el Santo Rosario y luego haced el Exorcismo, para que permanezcáis en victoria. Acordaos que el tiempo está cerca, sed verdaderos guerreros combatiendo junto a vuestra Madre María y a mis Ejércitos Celestiales. Sed devotos de mi Arcángel y El, os asistirá en todas vuestras batallas espirituales. Estad pues hijos míos en gracia de Dios al orar con esta armadura y os brindare grandes victorias sobre toda fuerza del mal.
Que mi paz os acompañe. Soy vuestro Padre, Jesús libertador de su Pueblo.