LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

domingo, 5 de julio de 2015

MENSAJES A LUZ DE MARÍA

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
26 DE JULIO DEL 2015
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
Reciban Mi Protección, hijos Míos, con la Llama de Mi Amor encendida en cada corazón fiel a Mi Hijo.
Amados Míos:
Vienen instantes fuertes para el pueblo de Mi Hijo y debido a esto les llamo a acercarse debidamente preparados para recibir a Mi Hijo en la EUCARISTÍA, les llamo a orar el SANTO ROSARIO y a ser cumplidores de la VOLUNTAD TRINITARIA.
Hijos:
MIS LLAMADOS SON PARA QUE VIVAN ATENTOS A LA CONVERSIÓN, NO PARA QUE LOS DEJEN A UN LADO SIN MEDITARLOSNI PARA QUE LOS TOMEN A LA LIGERA SIN LLEGAR A TOMAR CONCIENCIA DE LA SERIEDAD DE MIS LLAMADOS. Necesito que sean dóciles a Mis Llamados para que les pueda conducir hacia Mi Hijo, crezcan en el espíritu y se fortalezcan para que el camino no les lleve a declinar, sin que logren levantarse.
Amados hijos, ¡Cuánto les llamo!, ¡Cómo les llamo con Mi Amor Materno para que ninguno se extravíe! Aún así prefieren vivir en la ignorancia, sin conocer ni comprender que El Padre alerta a los Suyos antes de que algo se cumpla para que Su Pueblo se prepare. Así como en Nínive hubo conversión, así en este instante, CADA ALMA ES EL MAYOR TESORO DE LA CASA DEL PADRE Y COMO TAL NO DEJO A LA DERIVA A MIS HIJOS, SINO AL CONTRARIO, LES ALERTO PARA QUE NO SE EXTRAVÍEN MÁS.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, sean cautos al hablar, no sea que por la ligereza de la palabra, con la que ustedes mal interpretan Mis Llamados, el resto de Mis hijos, a los que Yo constantemente llamo, se entreguen al camino de la perdición. No olviden que sin Mi Hijo nada pueden hacer, sin la Oración, sin el Amor a semejanza de Mi Hijo nada pueden hacer, sin ser cumplidores y amadores de la Voluntad Trinitaria, nada pueden hacer; fuera del Amor Divino serán únicamente un leve barniz.
Hijos, no pueden continuar viviendo y mirando los acontecimientos de lado, sin profundizar en las grandes ofensas que, quienes actúan fuera de la Voluntad Divina, cometen en contra de Mi Hijo. No pueden vivir como si nada fuese a acontecer a la humanidad, mirando de lado cómo se pierden sus hermanos…
¡NO, HIJOS, NO!, NO PUEDEN LLAMARSE MIS HIJOS SI NO SON ACCIÓN PARA ALERTAR A SUS HERMANOS Y ASÍ SER CADA UNO PARTÍCIPE DEL GRAN PLAN DE SALVACIÓN PARA LAS ALMAS. MI HIJO DESEA QUE CADA UNO DE SUS FIELES E HIJOS MÍOS, SEAN PARTÍCIPES DE ESA SALVACIÓN DE “IPSOFACTO”.
Amados hijos, no escuchen a quienes desean minimizar el accionar violento del hombre o justificar las acciones en contra del Don de la Vida; éstos son los que se han propuesto extraviar al Pueblo de Mi Hijo.
EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD HA SIDO LA VOLUNTAD DIVINA QUE SUS PROFETAS DEN A CONOCER LO QUE EL HOMBRE PADECERÁ EN LA TIERRA COMO PARTE DEL CRISOL, RESULTADO DEL LIBRE ALBEDRÍO… pero fueron y son negados por los que desean continuar con una vida espiritual desabrida, pobre, sin entrega ni sacrificios, amoldada a sus caprichos para no saber nada de cuanto los profetas anuncian en Obediencia a la Trinidad Sacrosanta. Así niegan que la humanidad actúa mal, ofende a Dios y transgrede la Ley de Dios.
Amados hijos, estos instantes no son para los que predican únicamente sobre la bonanza ni sobre los Dones del Espíritu Santo para todo el Pueblo de Mi Hijo, ni para los que niegan que el hombre deba  caminar hacia la conversión antes de que éste sea llamado a comparecer mirándose a sí mismo en su proceder, obrar y actuar.
Amados, el Gozo Eterno no será obtenido por ustedes, si no se purifican por las desobediencias y rebeliones en contra del Amor Divino, por los actos y herejías que la Iglesia de Mi Hijo haya cometido,  por los abusos contra los más débiles, por las faltas de caridad, por la lujuria y la deshonestidad, por la inmoralidad y la inapetencia espiritual, por la cerrazón humana ante este instante y por la fornicación, por la dureza del corazón o por la inmovilidad del alma a la que se someten al mantenerse en una constante inmovilidad, sin alertar a sus hermanos.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
PARA QUIEN CREE, NADA ES NECESARIO…   PARA EL QUE NO CREE,  NI LA MISMA PRESENCIA DE MI HIJO LE LLEVARÁ A HACER UN CAMBIO EN SU PERCEPCIÓN.
Amados, la violencia en el hombre le lleva a manifestarse con revueltas sociales. El ser humano no utiliza el pensamiento, sino se deja llevar por los sentimientos repentinos nacidos de los impulsos fuera del recto juicio. Serán mayores cada instante las protestas en contra de los gobiernos, la codicia aumentará y este es el instante en que los hombres que poseen dinero se aferrarán más a él, llevándoles a amar más el dinero que a Mi Hijo y a descuidar aún más el auxilio a los necesitados.
Amados hijos, oren, la persecución y atentados en Europa nacen en Europa misma.
MI HIJO PADECIÓ POR TODOS SIENDO EL HOMBRE DIOS, SEGUNDA PERSONA DE LA TRINIDAD SACROSANTA, ENCARNADO POR OBRA Y GRACIA DEL ESPÍRITU SANTO Y CONTINÚA PADECIENDO POR TODOS USTEDES, MAYORMENTE POR LOS QUE NO CREEN EN EL MISTERIO DE SU ENCARNACIÓN.
Amados hijos, este instante es cruento, violento y seductor a la vez, tanto que cada criatura humana desea creer lo que le conviene y refutar u obviar lo que no desea creer para no luchar por la conversión, sino continuar dentro de la corriente de lo mundano y pecaminoso, lo cual es más cómodo, que luchar contra el pecado.
Amados Míos, oren, San Francisco y las costas cercanas serán azotadas
por el estremecimiento de la tierra y por el mar, padecerán grandemente por esta causa.
Algunos que atacan como leones arremeterán en esos instantes en que este Pueblo padece.
Hijos Míos, no continúen haciendo a Mi Hijo esperar para que ustedes decidan cumplir la encomienda de ser evangelizadores de la Palabra de Mi Hijo. Por ello les he llamado a conocer, a afianzar el conocimiento, el intelecto para que sean mansos como palomas y astutos como serpientes. No permitan que el instante transcurra sin que ustedes sean Mensajeros de la Buena Nueva, para que ninguno se pierda antes de que caiga la oscuridad.
HIJOS, NO OLVIDEN QUE EL INSTANTE SE ADELANTA ANTES DE QUE HASTA LOS JUSTOS SE PIERDAN.
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
Mis Llamados les llevan a recorrer diversas sendas del vivir del hombre en la Tierra, debido a que si Yo no les alerto, el Pueblo de Mi Hijo continuaría hacia el despeñadero. Permanezcan alerta en cuanto a la alimentación, les engañarán haciéndoles creer que han eliminado ingredientes transgénicos que en el cuerpo humano son causantes de graves padecimientos, los intereses políticos priman sobre los humanos.
Amados hijos, oren por Venezuela, este Pueblo Mío bien conoce de dolor
y permanecerá encadenado con dureza.
Hijos Míos:
LA LUNA SE TEÑIRÁ DE ROJO, DEL ROJO DE LA SANGRE DE LOS MÁRTIRES. 
HIJOS, GUARDEN PROVISIONES, SOBRE TODO LAS DEL ESPÍRITU PARA QUE SE MANTENGAN DENTRO DE LA FE.
Amados, la Tierra permanece herida, el hombre la mantiene agonizante, ésta se mueve con dureza, con grandes espasmos, agitando así el mar.  NO OLVIDEN QUE UN PUEBLO ORANTE ES UN PUEBLO QUE ATRAE BENDICIONES. Con esas bendiciones logrará atenuar  el alcance de los hechos. Un Pueblo que responde en Fe, es un Pueblo que atrae las bendiciones de su Señor y Dios.
HIJOS, NO POSEEN CONSCIENCIA DE LO QUE MIRAN CUMPLIRSE ANTE SUS OJOS…
Dios Padre permitió que se escribiera Su Palabra en la Sagrada Escritura, ya que todo cuanto está escrito se cumpliría. Esta generación debe despertar y sólo, sólo si el hombre se mira humildemente y se coloca en las Manos Divinas, logrará escuchar, obedecer y esclarecer su mente.
Amados, la solución a las penumbras en que vive el hombre actual no serán mejoradas con un “nuevo orden mundial”… Hijos, tengan certeza de que esta imposición será la temible persecución contra el Pueblo de Mi Hijo, no sólo la persecución religiosa, sino permitirán que el poder de destrucción de la energía nuclear sea una constante amenaza en todo conflicto. Una humanidad en guerras o en constantes llamados a la guerra, lacera Mi Corazón de Madre. Las luchas raciales aumentarán en medio de la conformidad del hombre de este instante, guiado por el mal que encubre lo necesario para que ustedes, hijos Míos, no despierten.
 "Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino" (Mateo 24:6-7).
Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:
TOMEN CON SERIEDAD LA ORACIÓN, DECÍDANSE A LA CONVERSIÓN, MANTÉNGANSE EN EL CAMINO RECTO, NO PERMITAN QUE EL ENEMIGO LES VENZA NI MODIFIQUE LA CONDUCTA EN USTEDES, SEAN AMOR.
No se encuentran perdidos, permanezcan alerta para que no se entreguen en manos del mal, luchen en contra de la corriente de la sociedad decadente e inmoral. Sean cumplidores de los Llamados de Mi Hijo, que el Cielo no alerta si no es para que Sus hijos se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad.  El lobo se encuentra con el cordero y Mis hijos, no disciernen, al desconocer la Palabra transmitida en la Sagrada Escritura.
MI HIJO REGRESA EN SU SEGUNDA VENIDA, NO LO OLVIDEN, AMADOS MÍOS. (1)
No olviden que Mi Hijo envía Su legado a Su Pueblo, para darles leche y miel, en donde la Palabra Divina sobreabundará para el Pueblo de Dios y el temor no se apoderará de los Míos,  porque el Enviado  irradiará como un parvulito inocente la Verdadera Paz, el Verdadero Amor por el Pueblo de Mi Hijo, con su  Amor a la Manera Divina.
NO, HIJOS, LA CASA PATERNA NO LES DEJA SOLOS, NO LES ABANDONA EN LA CRUZ.  CADA UNO SE LEVANTARÁ Y JUNTO A MI HIJO VIVIRÁN LA PAZ ETERNA QUE NACE LUEGO DE LA PURIFICACIÓN, 
EN DONDE YA NO HABRÁ MÁS DOLOR, SINO PREVALECERÁ EL AMOR DIVINO POR DOQUIER.
Les bendigo. 
Mamá María
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO 
Hermanos (as):
Cada Llamado del Cielo es un nuevo aliciente para quienes miramos con objetividad los acontecimientos que suceden alrededor del mundo.   Aliciente porque nos hemos dedicado a despertar almas dormidas y a anunciar a los hermanos la gran Misericordia Divina, y a la vez la Justicia Divina, para que se conviertan y sean salvos.
Algunos dirán que todo va a mejorar. ¡Dios quiera que así sea!... El hombre es el que se niega a que así sea, se niega con la desobediencia, la irreverencia, la inmoralidad y el sacar a Dios de Su Reino rechazando la Verdad, y ¿qué podemos decir cuando los hombres dicen Amar a Dios pero no viven en Su Voluntad ni la aman? Escucho a hermanos comentar de religión, pero ¡oh sorpresa!, niegan el Poder de Dios y Su Autoridad sobre la humanidad.
Como nos dice nuestra Madre Santísima, tenemos que ser acción y no sólo pedir al Cielo… Este es el instante de dar para que tengamos las manos llenas de actos y de buenas obras.
SÉ QUE TODOS DESEAMOS VER A CRISTO EN GLORIA, ESPLEDOR Y PODER EN SU SEGUNDA VENIDA, PERO PARA ELLO HAY QUE DECIDIRSE  A LA CONVERSIÓN, PARA QUE CADA UNO LUCHE POR LA SALVACIÓN.
Se viven grandes padecimientos en este instante en varios países, esto se generalizará con la caída de la economía. Todo se dará en la Voluntad Divina…
Como dice el Cielo: los profetas somos enviados para que gritemos en el desierto de las almas. Y Cristo ha enviado a Sus Ángeles para que den testimonio de Su Amor por toda la Tierra, a toda nación, raza y tribu. Escuchemos.
Oremos por Centroamérica, hermanos.
Amén.




MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
21 DE JULIO DEL 2015
Amado Pueblo Mío:
¡CUÁN GRANDE ES MI AMOR POR TODOS MIS HIJOS!...
AMADOS MÍOS, ¡CUÁN GRANDE ES MI MISERICORDIA POR MI PUEBLO!...
AMADO PUEBLO MÍO, ¡CUÁNTO LES AMO!
Miro a la Tierra y en Ella miro una gran parte desértica. Son las almas de aquellos hijos Míos que se entregan al mal en este instante.
¡Cuán grande es Mi Amor por Mi Pueblo!, que aún en medio de las grandes ofensas y calamidades espirituales que moran en el ser humano, Mi Misericordia se desborda continuamente a través de esta Mi Palabra.  No deseo que ninguno se apropie de esta Mi Palabra porque esta Palabra Mía es para todos Mis hijos, sin distingos, aun para aquellos que no Me aman, pues éstos son a los que llamo con mayor amor e insistencia para que se conviertan.
Amado Pueblo Mío, ¡cuántos dentro de ese desierto de almas han transformado por voluntad propia su corazón humano en corazón de piedra! Miro a tantos y tantos que continúan entregándose en manos del mal para dar muerte a sus hermanos, actuando como instrumentos del mal y preparando de esta manera uno de los tentáculos del anticristo.
Hijos Míos, deben mantenerse preparados pues el anticristo (1), el opositor a Mi Pueblo, el más terrible perseguidor de Mi Pueblo, se encuentra entre la humanidad, dirigiendo desde un pequeño puesto su liderazgo anónimo por ahora, y a través de ese puesto se ha dado a conocer sin que Mis hijos logren identificarlo.
Ustedes saben, como Mi Madre se los ha adelantado continuamente, que aquel que se hará pasar por Mí no llegará ante Mi Iglesia como verdaderamente lo es.  El más terrible perseguidor de los hijos de Mi Madre, llegará hasta Mi Iglesia como el cordero indefenso, cuando dentro de él se esconde el lobo que devorará a Mis ovejas.  POR ELLO ES QUE CONTINUAMENTE MI MADRE Y YO LES LLAMAMOS Y CLAMAMOS PARA QUE MIS HIJOS ESCUCHEN NUESTRAS VOCES Y NO DUDEN MÁS DE MI PALABRA, puesto que si Yo no llamara a Mi Pueblo a través de Mi Misericordia y a través de Mi Justicia, sí que deberían de dudar de esta Palabra, PERO COMO ESTA PALABRA ES DIVINA, DEBO LLAMAR CON MI MISERICORDIA A MI PUEBLO Y A LA VEZ ANUNCIARLES MI JUSTICIA, PUES QUIEN ME AMA, ME RESPETA Y NO ME TEME POR MI JUSTICIA SINO QUE ME AMA PRECISAMENTE PORQUE SOY UN JUSTO JUEZ DE MISERICORDIA.
El padre de familia ama a sus hijos y les amonesta a la vez por amor. De esta forma Me dirijo Yo a ustedes, amados hijos. Por ello explicito cuanto está escrito en la Sagrada Escritura en donde se ha plasmado cada una de Mis Palabras.
Amado Pueblo Mío, Me encuentro más cerca de ustedes.  Mi Segunda Venida (2)está más próxima a ustedes, y cuando esto ocurra, escucharé los ¡Ay! de aquellos que no creyeron en Mis constantes llamados, de aquellos que Me negaron, de aquellos que despreciaron los Llamados de Mi  Madre y de aquellos que fueron jueces de Mis Profetas. 
Llego pronto, hijos, en Mi Segunda Venida, como Rey de Gloria y Majestad que Soy, rodeado de todos Mis Coros Celestiales, de Mis Legiones, de Mis Dominaciones, de Mis Potestades y de todos Mis Ángeles. Vendré hacia ustedes estremeciendo no sólo la Tierra sino todo cuanto fue credo por la Mano de Mi Padre, puesto que no sólo la Tierra es creación Divina sino todo cuanto existe:  los Universos que el hombre no ha descubierto,  que él desconoce y niega a la vez, negando así la Omnipotencia de Mi Padre.
La Tierra no es el centro del Universo, el centro del Universo es Nuestra Trinidad. ¡Qué poca cosa ha llegado a ser el ser humano luego de haber salido de las mismas Manos de Mi Padre! Siendo lo más grande creado por Mi Padre,  ha llegado a ser lo más inútil y la creatura que ofende mayormente a Mi Padre, a Mí y a Nuestro Santo Espíritu, con la rebeldía y la desobediencia que ninguna otra creatura creada por Mi Padre haya tenido contra Nuestra Trinidad. Ni siquiera los animales se rebelan en contra Nuestra,  como se rebela el ser humano, negándose a obedecernos y negándose a prepararse, cuando es precisamente por el bien y la salvación de su alma que deben prepararse.
¡CUÁNTO SE HA ABOCADO EL HOMBRE EN CUIDAR SU CUERPO!, ¡CUÁNTO HAN LLEGADO A IDOLATRAR EL CUERPO, HIJOS! Y ¿QUÉ ES EL CUERPO SIN EL ALMA?, ¡QUÉ GRAN OFENSA COMETEN EN ESTE INSTANTE!, CUANDO DEBERÍAN PROCURAR USTEDES EL BIEN DEL ALMA, EL CRECIMIENTO DEL ALMA Y LA NULIDAD TOTAL DEL “EGO” DEL HOMBRE, ya que en estos instantes, ustedes se enfrentarán a mayores calamidades, a las más grandes pruebas que jamás el hombre haya imaginado, pruebas nacidas de la mente del propio hombre y ante las cuales responderá la misma Naturaleza.
Amado Pueblo Mío, ¡con cuánto amor Me dirijo hacia ustedes y con cuánto desprecio Me responden!, acumulando riquezas cuando éstas no les serán de ningún provecho, ya que la economía continuará su caída de país en país. Según la importancia que tenga cada país, así irá desvaneciéndose como el agua entre los dedos.
El gran plan gestado para elevar al anticristo, está siendo fructífero y esto me causa un gran dolor, fructífero pues la desobediencia del hombre fortalece toda la estructura creada para fortalecer al anticristo y sus grandes tentáculos.  Sé bien, hijos Míos, que en el seno de Mi Iglesia no les alertan sobre este hecho ante el cual ustedes deberían mantenerse empapados para que no les tomen por sorpresa, y ustedes en la confusión, acojan lo que no deben acoger y cuando despierten, se encuentren en las redes del mal.
La economía, hijos Míos, domina al hombre y a través de este dominio, el hombre ha aprendido a enaltecer desmedidamente su cuerpo físico y ha aprendido a descuidar su estado espiritual. De esta manera, la mayoría de los seres humanos son ignorantes de Mi Ley, a cabalidad. Mis Mandamientos fueron entregados para todos los tiempos, que no son selectivos, que no pertenecen a ninguna élite. Mis Mandamientos son para todos Mis hijos y no están sujetos a ninguna reestructuración, a ningún cambio, ni a ninguna interpretación.
Sería Yo un falso dios si Los Mandamientos estuvieran sujetos a cambios, a reestructuraciones. Mi Palabra es Una y ante esta Mi Palabra, el mal jamás podrá vencer, siempre y cuando sea respetada.
Amados hijos Míos, ¡cuánto les ha alertado Mi Madre sobre la iluminación de las conciencias! y lo miran dejando pasar de lado tantas advertencias acerca del Aviso. Hijos Míos, no toman consciencia de ello. (3)
¡Cuánta pena Me causa Mi Pueblo! Me acerco, Me acerco tanto que en tanta cercanía les dejaré ante la conciencia de cada uno, solos, para que así cada uno en particular se mire a sí mismo y toda su vida sea mirada, todas sus obras y todos sus actos, pasen ante la conciencia personal, y en ese instante en que la creatura se mirará a sí misma, logren alcanzar lo que han perdido mediante el pecado.
Hijos Míos, ¡conviértanse, arrepiéntanse antes de ese instante!, no porque no mirarán las ofensas que han cometido contra Nuestra Divinidad, sino porque así el dolor será menor, cuando los pecados han sido motivo de reconciliación conmigo luego de un sincero y verdadero arrepentimiento y un firme propósito de enmienda.
Recuerden, hijos Míos, que Yo les llamo pero no sólo para evaluar sus muestras de religiosidad ante Mí, sino para mirar las obras y los actos, los frutos que cada uno Me  presentará. Hijos Míos, Pueblo Mío, en ese instante las obras y los actos son los frutos que van a pesar más en la balanza de la Justicia Divina, pero estos frutos deben nacer del Amor, de la vivencia, de la entrega y de la obediencia a vivir en la Voluntad de Nuestra Trinidad. Y es que quien vive en la Voluntad de Nuestra Trinidad, no se rebela, no se niega a amar al hermano como a sí mismo y no antepone sus deseos y caprichos personales cuando les llamo a obedecer. No se guarden el Amor para sí mismos sino primero amen a Nuestra Trinidad, amen al hermano, y no obren ni actúen en contra del Don de la Vida.
Amado Pueblo Mío:
¡Manténganse alerta! Las grandes potencias de este instante les mantienen totalmente en el engaño, puesto que esas potencias se han entregado al poder de satanás, confiando que mantendrán su poder sobre los más pequeños e indefensos cuando el anticristo ejerza su implacable gobierno sobre la humanidad. Pero estas naciones, estas potencias que en este instante son poderosas y han jurado sujetarse al mandato del anticristo, serán aplastadas por éste, ya que el anticristo no cederá el gobierno político, ni social, ni religioso, ni económico, absolutamente a ninguna creatura sino que lo ejercerá él en un gobierno único, en una moneda única, en una religión única, siendo así el que domine sobre toda creatura humana. Por ello es que continuamente le hablo a Mi Pueblo para que se mantengan fieles, para que alimenten el alma y el espíritu, para que se instruyan en Mi Palabra ya que mediante la instrucción en Mi Palabra, Mi Santo Espíritu les invade y les llena de sabiduría, de caridad, de amor y de esperanza, para que ustedes se abran al conocimiento de Mi Amor y no nieguen Mi Justicia hacia una generación que Me mantiene como un Mendigo de Amor, Me mantiene totalmente crucificado por el desprecio y la desobediencia a Mis Llamados, pero sobre todo por el desprecio a Los Mandamientos.
LA VOLUNTAD DIVINA ES: EL CUMPLIR, EL OBRAR Y ACTUAR EN MI LEY.
Amado Pueblo Mío:
Caminarán como errantes, humanamente, sintiéndose solitarios, pero no teman porque Mis Legiones, aunque no las miren con los ojos del cuerpo, las mirarán con los ojos del alma. Ustedes no se mantendrán solos en ningún instante, Mis Mensajeros de Amor, sus compañeros de camino, Mis Servidores, se encuentran sellando a Mis fieles, al Resto Santo, al Pequeño Rebaño que permanecerá fiel y que luchará con el Amor en su palabra, en su mirada, y en el corazón; auxiliando a aquellos que necesitan ser auxiliados para dar el paso que les conducirá a la Vida Eterna.
El instante venidero no es halagüeño, Pueblo Mío. Grandes luchas se están llevando a cabo en este instante, de las cuales la mayoría de Mi Pueblo es totalmente ignorante.
Los gobiernos importantes dentro del mundo ejecutan sus planes para proseguir con la III Guerra Mundial, para llevar a decaer las economías, e introducirse en todos los hogares, y por ende, en todos los seres humanos.
HIJOS MÍOS, ¡CUÁNTOS IMPREVISTOS SE ACERCAN HACIA USTEDES! NO DESPRECIEN LOS LLAMADOS DE MI CASA. CADA UNO DE MIS LLAMADOS CONTIENE LA GRAN VERDAD, QUE POCO A POCO, HAGO LLEGAR A USTEDES.
Oren, hijos Míos, es importante la oración. Y luego de orar y de recibirme en Mi Cuerpo y Mi Sangre, sean cumplidores de la Voluntad de Nuestra Trinidad, siendo mensajeros de amor, de ese Amor Divino que Yo hago morar en Mi Pueblo fiel.
HIJOS MÍOS, ¡RESPONDAN!...
no se involucren en lo mundano…
no sean aliados del mal…
no obren en contra de sus hermanos…
no sean ustedes los exterminadores del Don de la Vida…
no sean ustedes los inquisidores…
no sean ustedes los que cometan adulterio…
no sean ustedes los que extorsionen a sus hermanos…
no sean ustedes los que compartan falsas doctrinas…
no sean ustedes los que acogen, por ignorancia, falsas ideologías…
no sean ustedes los que Me atribuyan a Mí lo que no es Mi Palabra ni Mi Verdad.
MI LEY ES UNA: “EL AMOR”, MI PALABRA ES UNA: “EL AMOR”, PERO NO EL AMOR HUMANO SINO EL QUE SOBREPASA EL AMOR HUMANO. MI AMOR ES DIVINO. MI AMOR NO VA EN CONTRA DE LA CREACIÓN. MI AMOR NO VA EN CONTRA DEL HOMBRE. MI AMOR NO VA EN CONTRA DE MI LEY.
Hijos amados:
Ustedes se involucran en ideologías contrarias a Mi Palabra, osan compararme con líderes humanos que han cometido grandes genocidios en contra de la humanidad y lo hacen precisamente porque desconocen Mi Palabra, porque si la conocieran en espíritu y en verdad, no cometerían esta gran herejía. “YO SOY EL QUE SOY” (4). Yo soy el que ama Divinamente y ninguna creatura humana, que haya levantado la mano para dar muerte al Don más grande que le he entregado al hombre y no se haya arrepentido de esto, podrá jamás ser comparada, ni siquiera comparada con Mi Amor, con Mi Doctrina Santa y Divina. Así como osan compararme con líderes humanos, así por medio de esa gran soberbia y a la vez ignorancia, es que acogerán los mandatos del anticristo. No hijos, no deseo eso para Mi Pueblo, por ello les mando de “ipso facto” a alejarse de aquellos que osan comparar Mi Amor con un susodicho amor o ideología humana que se ha levantado sobre la sangre de sus hermanos.
Amado Pueblo Mío:
¡INSTRÚYANSE, CONÓZCANME, ADÉNTRENSE EN MI AMOR! Yo no vine por uno, Yo no vine a traerles a ustedes palabras vanas y pasajeras, vine a darles la Vida Eterna. Por eso los santos se han santificado en el crisol, en la obediencia, en el Amor al prójimo, en el obrar y actuar a semejanza Mía y en ser cumplidores de la Voluntad de Mi Padre, aun cuando ellos hayan tenido que entregar la vida por sus hermanos. Aquel que diga amarme que “tome su cruz y me siga” (5) y no cargue la cruz propia sobre su hermano.
Amado Pueblo Mío:
Oren, oren por Mi amado Pueblo de Grecia, para que no continúe siendo engañado. Oren porque este Pueblo sufrirá y verterá su sangre. 
Oren, hijos Míos, oren por Alemania, padecerá grandemente. 
Oren, Hijos Míos, por Estados Unidos, sufrirá grandemente, la tierra se estremecerá. 
Ora Pueblo Mío, ora, la Tierra se estremece, el agua se levanta para purificar la Tierra.
MIREN HACIA EL CIELO, HIJOS, LEVANTEN LA MIRADA,
LAS SEÑALES CONTINÚAN DÁNDOSE PARA QUE MI PUEBLO SE PREPARE.
Les bendigo con Mi Amor.
Les bendigo con Mi Corazón.
Les bendigo y les amo, no permanecen solos, hijos, aunque caminen ya en la tribulación, no caminan solos. Yo les llevo en Mis Brazos, y cuando se sientan desprotegidos, no olviden que Yo enviaré Mi Auxilio a Mi Pueblo.
Les amo,
Su Jesús.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
  1. (4) Éxodo 3,14.
  2. (5) Mateo 16, 24.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO
Hermanos (as):
¡Cómo se ignora la historia,  cuando todavía algunos continúan comparando a Cristo con líderes humanos que se han levantado llevando a los débiles o a sus fanáticos para que padezcan en su lugar!
Cristo se entregó primero para dar el ejemplo, nosotros seguimos Sus Huellas. Él padeció primero y murió por todos.
La humanidad continúa sin comprender a profundidad la entrega de Cristo, que no tiene punto de comparación con ninguno de los llamados líderes de determinadas ideologías.
Hermanos tengamos presente que luego de la Gran Tribulación en donde cada criatura sea pasada por el tamiz de la conciencia y a la vez del crisol, como nos dice Cristo, cada uno se sentará debajo de Su vid y debajo de Su higuera. (Miq. 4, 4 y Zac 3, 10), o sea: que llegará la paz y se respetará lo que cada criatura posee porque la justicia será Divina. Esto nos lleva a continuar sin declinar para ser como CRISTO desea: Cumplidores de Su Voluntad en medio de tanta trasgresión a la Ley Divina.
Hermanos: las placas tectónicas se desplazan, causando un gran sismo. Recordemos que nos han llamado a tener consciencia del significado de las lunas que se teñirán de rojo. Revisémonos interiormente porque en El Aviso seremos examinados por nosotros mismos, y nuestro veredicto será, dependiendo del uso que le hayamos dado a nuestro libre albedrío.
En este instante se unen muchos fenómenos naturales para llevarnos a reaccionar y para que no olvidemos la entrega que Cristo nos pide a todos.
Por eso nuestro Rey es uno, nuestro Señor es uno: El SANTO DE LOS SANTOS, EL QUE ENTREGÓ SU SANGRE POR CADA UNO DE NOSOTROS.
POR ESO NO BUSQUEMOS LÍDERES ENTRE LOS QUE SE HAN LEVANTADO SOBRE LA SANGRE DE LOS INOCENTES O DE SUS FANÁTICOS, LÍDERES QUE DISTAN MUCHO DE LA ENTREGA DE CRISTO POR TODOS NOSOTROS.
Amén.


0 comentarios:

Publicar un comentario