LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

martes, 3 de noviembre de 2015

MENSAJES DADOS A ENOCH

¡UNA VEZ MÁS OS DIGO REBAÑO MÍO, PREPARAOS PORQUE MI AVISO ESTÁ TOCANDO A LA PUERTA DE VUESTRA ALMA!
NOVIEMBRE 13 DE 2015 – 8:35 A.M.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA HUMANIDAD

Los días de angustia están comenzando. Preparaos ovejas mías, porque vuestra purificación está por comenzar. Todo cuanto os he anunciado en mi Palabra, se cumplirá al pie de la letra; los acontecimientos se desencadenarán uno tras otro y sólo los que perseveren en la fe y estén unidos a nuestros dos corazones, podrán pasar las pruebas.
El horno de la purificación ya está encendido, sólo falta vuestro paso por la eternidad para que todo se desate. ¡Pobres de aquellos que al pasar por la eternidad y ver su existencia, al regresar a este mundo continúen en su maldad y pecado!. Porque en verdad os digo, que para estos ya no habrá más misericordia. Los apartaré de Mí y los borraré del Libro de la Vida.
Una vez más os digo rebaño mío, preparaos porque mi aviso está tocando a la puerta de vuestra alma. Que vuestras lámparas estén encendidas con la oración, porque llegaré como ladrón en la noche; que no os pase como las doncellas insensatas, para que no tengáis de qué lamentaros. Cuando menos lo esperéis, llegará vuestro paso por la eternidad.
Rebaño mío, despertad de vuestro letargo espiritual; haced lo más pronto posible una buena confesión de vida; pedid mi Santo Espíritu para que os ayude a recordar los pecados no confesados que se han ido acumulando a lo largo de vuestra existencia. Acordaos que cuando lleguéis a la eternidad se os hará un juicio personal como si hubiera llegado vuestra hora. Seréis juzgados en el amor y cumplimiento de mis preceptos.
Hago un llamado urgente a todos aquellos que continúan haciendo el mal y quebrantando mis preceptos. Os digo, la hora en que rendiréis cuentas está llegando y muchos no regresaréis más a este mundo. Vuestra maldad y pecado, serán vuestra condena. Todos los que en este mundo habéis pactado con el príncipe de las tinieblas, ya no regresaréis más. Muchos por la gravedad de sus pecados, tampoco regresarán. Y otros tantos el temor se apoderará de ellos y no resistirán el paso por la eternidad.
Por eso os estoy llamando como Buen Pastor, para que pongáis vuestras cuentas en orden; para que cuando os llegue mi Aviso, no tengáis que pasar por grandes tormentos. Venid pues a bañaros en la fuente del perdón y la misericordia; buscad a uno de mis Sacerdotes y haced una buena confesión de vida. No temáis, confesadlo todo; no sea que por temor lo que se os pierda sea el alma. Os estoy esperando, no tardéis. Soy Yo quien os escuchará en confesión a través de mi Ministro y os dará a través de sus manos mi perdón y bendición.
Os ama y espera, vuestro Maestro. Jesús el Buen Pastor.
Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

¡PREPARAOS PUEBLO MÍO, PORQUE COMENZARON LOS ÚLTIMOS DOLORES DE PARTO DE MI CREACIÓN!
Noviembre 5 de 2015
LLAMADO DE DIOS PADRE A LA HUMANIDAD
Pueblo mío, heredad mía, paz a vosotros.
Mi creación está en los últimos dolores de parto, preparaos pueblo mío, porque vais a tener que acostumbraros a vivir con los movimientos telúricos; no busco con esto asustaros, sino más bien avisaros para que os preparéis y nada os coja por sorpresa. En aquellos días en que la tierra esté temblando, os pido que conservéis la calma y no entréis en pánico. Orad, suplicad y haced penitencia y en la medida que hagáis esto, todo se irá aplacando.
Entended pueblo mío, que todo hace parte de vuestra purificación y purificación de mi creación; habrán días en que la tierra se tambaleará más fuerte, pero os lo repito: conservad la calma y no os apartéis de Dios y todo se irá dando conforme a mis designios.
Las naciones impías van a ser castigadas por la furia de la naturaleza; el pecado y la maldad de estas naciones será borrado para siempre. Los continentes van a fusionarse, quedará un solo continente y toda la miseria y pecado será borrada de la faz de la tierra. Las naciones que me han dado la espalda y donde el pecado ha echado raíces van a desaparecer. En las ciudades de las naciones voy a limpiar todos aquellos lugares donde más intenso ha sido el pecado y la maldad. Voy a arrancar de raíz la mala hierba de las naciones para que sólo quede en ellas la buena cosecha.
Aún os queda un corto tiempo naciones impías, para que os arrepintáis y volváis a mi de corazón. Acordaos que soy lento a la ira y rico en misericordia y no me complazco con la muerte del pecador, ni con el dolor y miseria de mis criaturas. Deseo que viváis y tengáis vida eterna.
Entended hijos míos: no es vuestro Padre quien os castigará: sois vosotros que con vuestro pecado y maldad, haréis que se active mi justicia. Yo soy Misericordia y Justicia, esa es mi esencia; si escucháis mi voz y ponéis en práctica mis preceptos, viviréis en mi Misericordia; más si os apartáis de Mí y quebrantáis mis preceptos, conoceréis mi Justicia; mi justicia es recta e inexorable y da a cada cual según sus obras. Sois vosotros los que elegís mi misericordia o mi justicia; de vosotros depende, porque bien sabéis que respeto vuestro libre albedrío.
Hijos míos, el pecado del hombre de hoy ha traspasado los límites del orden y el derecho; de todas las generaciones existentes, es esta generación de estos últimos tiempos la más pecadora y con la más compasión he tenido. Os digo, si descargara sobre vosotros mi brazo justiciero, serían muy pocos los que se salvarían. El pecado y la maldad de esta generación es tan grande que hace estremecer los mismos infiernos. Por eso he sido tan paciente e indulgente, esperando a ver si recapacita y vuelve a Mí. Mi amor y mi misericordia es más grande para con el pecador que se arrepiente; esta generación de estos últimos tiempos ha sido la más enferma moral, social y espiritual de todas las generaciones que han existido.
Por eso como Padre de la humanidad he tenido mayor paciencia con esta generación, esperando que recapacite y vuelva lo más pronto posible al amor de Dios, a ver si así no tiene que conocer su justicia. Os amo tanto criaturas mías, que aun sabiendo que sois los más pecadores, os he elegido para que mañana un resto de vosotros, sea mi pueblo fiel y habite conmigo mis Nuevos Cielos y mi Nueva Tierra.
Preparaos pueblo mío, porque comenzaron los últimos dolores de parto de mi creación. La tierra se estremecerá de oriente a occidente, de norte a sur. Os aviso con anticipación para que cuando esto suceda ya estéis preparados y podáis sobrellevar con fe y confianza en Dios estos días de transformación de mi creación.
Paz a vosotros, Pueblo mío, heredad mía.
Vuestro Padre, Yhave, Señor de las Naciones.
Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario