LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

domingo, 1 de mayo de 2016

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA 4 DE MAYO DEL 2016


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

4 DE MAYO DEL 2016


Amado Pueblo Mío:

MI AMOR POR MI PUEBLO ES INFINITO…
 NO SE PREGUNTEN: ¿CUÁL ES “MI PUEBLO”? MI PUEBLO ES TODA CRIATURA HUMANA FIEL A NUESTRA VOLUNTAD, ATENTA Y CUMPLIDORA DE NUESTRA VOLUNTAD.

Amados hijos,  el desamor es la antítesis del Amor  ante lo cual se divide Mi Pueblo por propia voluntad. Quien no posee Amor, no es digno de entrar a Mi Casa.

Como un ave se remonta por el aire, así las almas que sobreabundan en Mi Amor, son las que se remontan en el camino espiritual y conocen bien Mi Misericordia, pero no por ello descartan Mi Justicia.

Este es el instante en que evocan Mi Misericordia para justificar el pecado humano… ¡Cuán equivocado se encuentra el hombre que actúa así!

Mi Amor no tiene límites…
Mi Misericordia no tiene límites…
Mi Justicia no tiene límites...


Hablan de Mi Misericordia con palabras vacilantes, llevando a creer a Mi Pueblo que sin arrepentimiento es digno de alcanzar Misericordia.

LOS CAMINOS EN ESTE INSTANTE TIENEN QUE SER TRANSITADOS CON EL AUXILIO DE MI SANTO ESPÍRITU, ASÍ CADA PASO SERÁ GUIADO PARA QUE NO CREAN EN LO QUE NO ES VERDADERO.

Mi Amor depositado en cada uno de Mis hijos, le lleva a reconocer que si no aman como Yo les Amo, si no viven siendo testimonios de Mi Amor, si en el último instante de vida se niegan a reconocerse pecadores y reconciliarse Conmigo, Mi Amor es retirado por voluntad del hombre y éste en su lugar es lleno del desamor y  del odio, no alcanzando la Vida Eterna.

Amado Pueblo Mío, todos son amados por Mí, pero no todos aceptan Mi Amor y esto es el detente de gran parte de Mis hijos. Al rechazarme, les invade el odio, posesionándose del  obrar y actuar lejos de Mi Amor y por ende de Mi Misericordia.

No poseen la potestad para suponer lo que sería mantenerse en la Tierra viviendo sin Mi Amor, todos experimentan Mi Amor dependiendo de la voluntad humana: unos más, otros menos, cada uno con su propia medida. HIJOS, POR UN INSTANTE PIENSEN EN LA VIDA SIN MI AMOR: EN EL LAGO DE FUEGO, LAS ALMAS SE MANTIENEN PRIVADAS TOTALMENTE DE MÍ. MI AMOR NO LO VIVEN AHÍ.

Cuando el hombre renuncia a Mí,  la naturaleza de la criatura es invadida por todo lo contrario al bien y por todo cuanto es contrario a Mi Amor. La violencia aumenta y de ahí que el horror y espanto se  expanden por toda la Tierra en cuanto el hombre se aleja más de Mí.

Olvidan que en Mi Viña todos reciben la misma retribución, todos los que acogen Mi Llamado y lo hacen vida antes de que la impiedad se extienda como peste.

TODA LA CREACIÓN INTERACTÚA CON EL HOMBRE Y RECIBE DEL HOMBRE LO QUE ÉSTE CONTIENE EN SU INTERIOR.  Por ello les reitero constantemente que la Creación no reconoce al hombre que Me desprecia y Me desobedece. Contrario sería si la Humanidad  hubiese tomado el camino recto, obrando y actuando a Mi Semejanza. ¡Cuántas virtudes poseerían los hombres! ¡Cuán diferente sería este instante! Mi Luz invadiría a todos y el fuego de Mi Justicia no les tocaría.

Pueblo Mío, el instante se acorta, los rayos solares contaminados caen sobre la Humanidad y la debilidad en el hombre se hace sentir en el cuerpo, no dando lugar a que el hombre resista las insinuaciones de satanás que le llama a dejar de lado la Gracia, la Penitencia, la Fe, engañándose el hombre con falsedades, cayendo así en el mal obrar.

Amado Pueblo Mío:

SALVEN EL ALMA, EN ESTE INSTANTE EN QUE LA PRESENCIA DEL MAL SALE AL ENCUENTRO DEL HOMBRE EN TODA CIRCUNSTANCIA, siendo el pecado el mal que sofoca al hombre para que éste no comprenda Mi Amor, se aleje de Él y se entregue al mal con gusto, tomado por los espíritus malignos que se mueven en todas direcciones.

El mal arrasará a Mis hijos, por los que Me entregué y las posesiones de los Míos serán destruidas con la finalidad de que busquen amparo en los que trabajan para el mal. Los incrédulos, los malvados, los que han vivido en la oscuridad serán como buitres en busca de presas. Por ello les llamo a afanarse en afianzarse en la Fe y que no sean de los que Me desconozcan.

Vivirán nuevamente en el dolor, los incrédulos se alzarán con mayor fuerza en contra de los Míos, lo correcto será incorrecto, más de lo que es en este instante. El bien será visto con desprecio y el hombre recto escuchará la falsa doctrina que de la boca del mal se propagará por toda la Tierra. El justo sabrá diferenciar, lo que el ignorante tomará como correcto.  

Mi Misericordia llega hasta donde Mis hijos lo permiten, Mi Misericordia se encuentra a la espera del llamado del hombre, aunque éste sea el mayor pecador. Ignoran el perdón porque no perdonan. YO SOY EL PERDÓN  Y NO DESATIENDO A UN HIJO ARREPENTIDO, A UN HIJO QUE SUPLICA CON ARREPENTIMIENTO Y CON FIRME PROPÓSITO DE ENMIENDA. MI MISERICORDIA ES INFINITA COMO INFINITO ES  NUESTRO AMOR POR EL HOMBRE.

Pueblo Mío, no solo el agua del mar invade la tierra, ésta ha sido invadida por satanás, como lo he anunciado, como Mi Madre lo ha anunciado.  No es solo el sol el que causa cáncer en la piel del hombre, es el hombre que mantiene su corazón en estado putrefacto y por ello es insensible ante el dolor ajeno y la piedad es palabra que no existe para el hombre.

LES OFREZCO MI MISERICORDIA, MI PERDÓN. VENGAN A MÍ, NO DESPRECIEN MIS LLAMADOS.

Las nubes avanzarán con velocidad, el hombre mirará hacia arriba y desconocerá lo que mira, nada llegará a ser familiar al hombre que se entregue al maligno opresor.

La guerra no se ha detenido, hijos Míos, se encuentra encubierta en un territorio para tomar desprevenido al hombre.

EL MAL HA ASUMIDO LA POTESTAD QUE HA ENTREGADO A VARIAS POTENCIAS PARA ALTERAR LA NATURALEZA HUMANA Y LOS ELEMENTOS. ANTE EL INSTANTE DE LOS INSTANTES, EL MAL PRECIPITA SUS ACCIONES Y LOS HOMBRES LO MIRAN DE LADO.

Pueblo Mío, Mi Iglesia padecerá, no olviden que “Soy el que Soy” (Ex 3,14), y Mi Pueblo jamás será dejado de Mi Mano ni de la Mano de Mi Madre.

Amados Míos,  lo que el hombre descartaba como peligro, en este instante se activará con fuerza. Los volcanes dormidos despertarán, los riachuelos serán ríos caudalosos, las tierras firmes se enlodarán y falsearán…  Sale a la superficie el pecado que el hombre ha depositado sobre ella.

Pueblo Mío, el hombre creó con sus manos lo que utiliza para combatir a sus enemigos. En este instante el poder se encuentra en el armamento, solo que el hombre no ha  previsto que la atmósfera se encuentra contaminada por el sol y por el mismo hombre, por lo que los efectos de sus creaciones superarán las expectativas de la ciencia.

Hijos, Pueblo Mío, el instante no espera, Yo espero a Mi Pueblo, ¡YA!

RECIBIRÁN MI AUXILIO Y MI PAZ PARA QUE NO DESESPEREN EN PRESENCIA DEL EJECUTOR DEL MAL.
MI ÁNGEL DE PAZ LLEGARÁ A DAR A MI PUEBLO LA LUZ QUE LE HABRÁ ROBADO EL MALIGNO OPRESOR.

Mi Amor vivirá con Mi Pueblo cada instante hasta que los Míos reciban Mi Heredad.

NO ME BUSQUEN FUERA DE USTEDES, BÚSQUENME EN EL INTERIOR DE CADA UNO EN DONDE, OPRIMIDO, ESPERO UNA PALABRA: ¡SEÑOR MÍO!…

Oren, hijos Míos, Mi Misericordia no desprecia a ninguno de los que llegan ante Mí arrepentidos.

Oren hijos, la tierra continuará estremeciéndose, variando la geografía de la misma.

Oren, hijos Míos, las criaturas agitadas por la convulsión de los Pueblos, llevarán
a que se derrame sangre inocente.

Oren, hijos Míos, oren a Mi Santo Espíritu, soliciten discernimiento, no se alejen de Mí.

Pueblo Mío, Mi Amor es Eterno, tan solo deben amarme  y arrepentirse del mal cometido.

¡Vengan a Mí, hijos, vengan a Mí, que su Señor les espera!

No desprecien Mis Llamados, no esperen. ¡Vengan a Mí!  Vivan los milagros de Mi

Amor.  Les amo.

Su  Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.



COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

Hermanos (as):

Ante la prueba: Fe…
Ante el mal: Fe...
Ante el desamor: Amor…

La Bondad Divina no se contiene, no se detiene para donarse en generosidad para con los que ama y esos a quienes ama, somos tú y yo.

Nuestro amado Señor Jesucristo nos afirma Su Misericordia pero una Misericordia que debe tener algo previo de parte del hombre: y eso previo, es el arrepentimiento.

Es importante que el cristiano no se estanque en la oración o en los actos de adoración, si éstos no van acompañados de actos de amor hacia los hermanos. La praxis de la Palabra Divina es esa conexión que logra que se haga la luz espiritual que da al hombre la claridad para que comprenda y tome de lo que el Cielo revela por adelantado. “La Fe sin obras es muerta”(Santiago  2,14). ¿Qué será esto?

Cristo nos da testimonio de una constante praxis: cada acto de Cristo fue dirigido al mayor número de hijos, dentro del silencio y la prudencia con que siempre llevó todo a cabo. Así nosotros, Sus hijos, tenemos que ejercer la praxis de la Palabra del Evangelio y obrar y actuar como Cristo nos enseña.

Cuando me compartía este Mensaje, y se refirió a la Iglesia, me permitió esta Visión:

Miré gran cantidad de personas que caminaban con velas en sus manos, pero escucharon una voz fuerte que les habló, les llamo: “hijos”... Y estas personas se voltearon, miraban al grupo de personas que continuaban caminando y siguiendo la luz. Pero unos dudaron y miraban ambas luces. Vi que la luz que apareció después brillaba más que la que les guiaba desde el inicio y esas personas corrieron hacia esa luz que brillaba más.    
Cristo me permitió mirar lo que sucedió luego, cuando las personas entraban en el área de la luz que brillaba más, la luz se volvía tinieblas y yo escuchaba lamentos.

Cristo me dijo:

“Hija Mía, aquellos que no me conocen, aquellos que me siguen por apariencias, aquellos que desconocen lo que sucederá a esta generación, serán engañados por el maligno”.

Y Cristo, con dolor profundo, cerró Sus Divinos Ojos y recorrió el camino del Calvario…

Hermanos, es necesaria la conversión para ser fuertes y no desertar en el camino.
Nuestra Madre nos da Su Mano, siendo Ella la Primera Discípula, la Madre y Maestra, no nos neguemos a tomarle Su Mano.

Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario