LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

LA SEGUNDA VENIDA DEL SEÑOR ESTA CERCA......

sábado, 2 de noviembre de 2013

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA 16 DE NOVIEMBRE DEL 2013


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
16 DE NOVIEMBRE DEL 2013




Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Intercedo constantemente por toda la humanidad ante Mi Divino Hijo. No Me alejo de ustedes.

Mis hijos fieles cargarán una pesada Cruz, cada cual ha tomado su Cruz para seguir a Mi Hijo, en Ella encontrarán el verdadero camino, ése que Mi Hijo transitó para donarse y redimir a toda la humanidad.

Mis hijos se donan por sus hermanos, Mis hijos dan su vida por sus hermanos, cumpliendo así el primer Mandamiento y amando por sobre todo a Dios Padre.

El dolor es parte del transitar del hombre  y cuando este dolor es ofrecido y llevado con paciencia,  se transforma en purificación y gozo para el espíritu.

Cuando una criatura permanece en un estado de indiferencia hacia todo lo que le rodea, continuará siendo uno más que pasa sin dejar huella, continuará siendo el que no comparte con el hermano el dolor, la alegría y cuanto le acontece en la vida. Ése sí sabe de la fraternidad, sí conoce verdaderamente lo que es el Amor Divino. El que no mira con indiferencia a sus hermanos, ése sí se mantiene siendo una imagen, un espejo de Mi Hijo.

La humanidad se acerca a instantes fuertes de sufrimiento, debido a la arrogancia, al orgullo y a la impiedad de la que es objeto el hombre; al alejarse de Su Centro han logrado que el enemigo del alma se posesione de los corazones, llevándoles a ser criaturas insensibles.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, no se separen de esta Madre, Yo no les abandono. Como fiel discípula de Mi Hijo, así deseo que ustedes, amados Míos, sean fieles discípulos de Mi Hijo; les conduzco hacia Él, hacia Su Camino y hacia Su Verdad para que gocen la felicidad plena y se sienten a la mesa del banquete Celestial.

Amados Míos, peregrino de lugar en lugar llevando la Palabra de Mi Hijo y por tanto, llevando Mi deseo para que no se pierdan más almas. Mi clamor va hacia toda la humanidad; no sólo hacia unos pocos, sino hacia toda la humanidad.

Deben examinarse continuamente, para que reanuden el camino con una disposición hacia el bien, negándose a caer en las garras del mal. Esta generación, como otras, se niega a escuchar los llamados de la Casa de Mi Hijo.

No Me miren a Mí, miren a Mi Hijo, ofreciéndose en la Cruz por ustedes.

Yo permanecí al pie de la Cruz por cada uno y así en este instante, Mis hijos fieles deben permanecer al pie de la Cruz, signo de Redención y de Gloria.

Amados Míos,  caminen por el sendero angosto, en contra de las novedades mundanas; lo mundano es pasajero y les aleja de la verdad, creando falsos dioses a los que se apegan con facilidad con ardides y trampas, contrarios a lo que es el bien. Mi Hijo les ofrece el Pan de Vida,  y ustedes se niegan a participar de este Banquete. Han despreciado el Amor Verdadero por el amor pasajero, han despreciado la verdad, prefieren la mentira, y han despreciado la fidelidad, eligiendo la infidelidad.

OH hijos Míos, hijos de Mi Corazón Inmaculado, reparen ustedes, reparen el dolor causado a Mi Hijo, reparen el dolor que le causan,  quienes le desprecian.

Amados Míos, éstos son instantes violentos, en los que se mueve esta generación;  la violencia se apodera del hombre y éste reacciona simplemente por impulso. Ustedes reflexionen y dispónganse al bien aunque dejen el camino regado con sus lágrimas.

Amados Míos, para alcanzar la Bendición Eterna deben cambiar;  este instante es de decisión: los tibios serán vomitados por la boca del Padre. Deben decidirse con voluntad y disposición a enmendar la ruta que han tomado y  a no transitar por el sendero ancho del pecado. Los grandes dioses creadores de las invenciones letales para el espíritu, continuarán agrediendo la voluntad del hombre para terminar con ella llevándola al fango para que no se levante.  Resistan, no se dejen llevar por lo mundano, por las novedades;  ustedes apéguense a Mi Hijo, a Su Palabra.

Amados Míos, como Madre de toda la humanidad, les cubro con Mi Manto Materno, pero cada uno debe anular el ego humano que se inclina hacia el mal, y permitir que el bien se posesione de los sentidos y abra la buena disposición.

La Iglesia de Mi Hijo debe mantenerse activa, abriendo el corazón de los hombres y no dejando de lado a aquéllos que con corazón endurecido,  se alejan de MI Hijo. FORTALÉZCANSE CON EL CUERPO Y LA SANGRE DE MI HIJO, ALIMÉNTENSE EN LA EUCARISTÍA, VISITEN A MI HIJO EN EL SAGRARIO Y NÚTRANSE EN EL ESPÍRITU, PARA QUE SEAN CAPACES DE ENFRENTAR CON FE Y SIN TITUBEAR TODO CUANTO SE ACERCA.

Amados hijos Míos, les invito a orar por Dinamarca, padecerá grandemente.
Amados hijos, no descuiden la oración por Estados Unidos, el agua le hará sufrir.
Amados hijos, oren por Medio Oriente,  esparcirá terror por varios países del mundo.

La mente del hombre con poder, desea posesionarse de los territorios para agrandar de esa forma su poder sobre los más pequeños. En este instante los poderosos compiten por los Pueblos y la supremacía en ellos, y Yo,  con Mi Corazón dolorido ante el lamento de Mi Hijo, miro cómo aquellos que ejercen el poder en las grandes naciones, miran a sus hermanos de otros países con gran indiferencia como si fuesen una cosa más y no hermanos de un mismo Padre.

Amado hijos…. ustedes, hijitos,  no se dividan;  auxíliense unos a otros. Donde un hermano sufre, los demás sufren, pero recuerden que llegará el instante en que no podrán auxiliarse como ahora,  ya que la sucesión de hechos no permitirá que los pueblos se auxilien unos a otros.

Amados míos, el comunismo expande sus garras y con sus cadenas sujeta a los pequeños pueblos. Se levanta sin ser mirado y se ha convertido en un gran poder que traerá la desolación a los Míos. (1)

¡Oh humanidad! ¿que te has hecho?
¡Oh humanidad!  no miras a tu Dios.
¡Oh humanidad!  !cómo te has apartado de la verdad!
¡Oh humanidad!  ¿cómo no miras en donde te encuentras?

Amados Míos de Mi Corazón Inmaculado, una vez más les invito a entregarse a Mi Hijo, les invito a orar el  Santo Rosario.

Y cuando no me llaman,  Me mantengo ante ustedes, custodiándoles. Me mantengo a los pies de la Cruz de Gloria.

Amados Míos, céntrense en el amor fraterno, obedezcan los Mandamientos, congréguense y minístrense unos a otros. No permanecen solos,  Mi Hijo mora dentro de cada uno, el Espíritu Santo les dará discernimiento si ustedes acallan las voces  mundanas.

Amados hijos, éstos son instantes agónicos  y el mal ha iniciado una encarnizada batalla por las almas. Mis Legiones Celestiales se mantienen en la Tierra, combatiendo por aquellos que suplican a Mi Hijo Su auxilio Divino. Yo les bendigo. Mi vientre es arca de salvación, permanezco al lado de cada uno,  dentro del Corazón de aquéllos que así Me lo permiten.

Mis Legiones les invitan a unirse a ellas  y combatir el mal con el bien, el desamor con el amor,  la injuria y  la calumnia con la comprensión y el perdón. Ustedes son el Pueblo de Mi Hijo y Mis Hijos amados.

Tengan presente en todo instante el obrar y actuar de MI HIJO Y ACTÚEN COMO EL MISMO ACTÚA, SEAN MISERICORDIOSOS. LES BENDIGO, HIJOS, Y LES CUBRO CON MI MANTO MATERNO.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.



 COMENTARIO DEL INSTRUMENTO
AL MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Hermanos. (as).
 
Nuestra Reina y Madre, nos alerta ante todo cuanto nos separa de Su Hijo:
el mundo y sus maquinaciones, para que en guardia no nos alejemos ni de Su Hijo ni de Ella.
Son demasiados los embates del cotidiano vivir, pero la Fe y la disposición nos llevan a un camino de pruebas.  No estamos solos, la asistencia de lo Alto no deja a Su Pueblo abandonado.
Crezcamos en sabiduría, fraternidad y amor a Dios.

Amén.


0 comentarios:

Publicar un comentario